La fe: “Un Curso de Milagros”


LA FE

Hay un tema que creo importante considerar.

Al principio de este blog, hablamos de la meditación y del shila, de los preceptos.

Pienso, que estos preceptos deben ser tenidos en cuenta si deseamos o pretendemos mejorar nuestra salud o cualquier situación de nuestra vida. Sea usted o no creyente, son preceptos de sentido común que le pueden ayudar.

Sepa, además, que si ahora no se encuentra en disposición o condiciones para abordar la práctica de la meditación, tampoco debe preocuparle. Lo importante es, primero, equilibrarse, recuperar cierto equilibrio, haciendo lo preciso para ello. Si usted es creyente, sepa que esto puede resultarle de ayuda y si no lo es, al menos, respete o cumpla los preceptos del Shila, esfuércese en hacerlo. Estos preceptos del Shila son universales y de sentido común, no tienen que ver con ninguna religión en especial, no hay motivo alguno para no intentar seguirlos y asumirlos como un compromiso personal que puede ayudarle a cambiar su comportamiento y corregir ciertos  errores y malos hábitos.

Ahora bien, si es usted creyente o lo ha sido y, ahora no lo es, tal vez puede plantearse retomar su fe y usarla, porque puede ayudarle.

Si usted se considera afín a la religión cristiana, le aconsejo un libro extraordinario que ha ayudado a multitud de personas a sanarse y a curarse. Su título es  ” Un curso de milagros ISBN 0-9606388-5-7″.

Un Curso de Milagros

Un Curso de Milagros

Le digo, de verdad, que vale la pena tenerlo y leerlo todos los días.

La fe es una arma poderosa de la mente que puede obrar auténticos milagros. No debemos subestimar ese poder.

Una vez que lo tenga y comience a leerlo, le sugiero que no siga leyendo este blog, pues podría, en algún momento  perjudicar su fe dado que yo no me considero realmente creyente, “ciegamente creyendo”, ¡entendámonos!, pues estoy influenciado por una filosofía algo diferente al catolicismo, aunque no diferente de lo que es realmente el cristianismo. Sin embargo, es posible que tampoco considere necesario dejar de leer las publicaciones de este blog, si su mente es una mente abierta y considera que no existe peligro o riesgo alguno de que se genere en usted algún tipo de controversia, duda o conflictos que pudieran generarle confusión y estancamiento y hacerle fracasar.

Como norma general, nunca es bueno mezclar diferentes credos ni diferentes técnicas, métodos o procedimientos, pues aún y cuando su fin sea el mismo, puede no serlo en  los resultados y lo que aparenta ir en la misma dirección, finalmente nos conduce a una dirección totalmente inesperada, incontrolada e indeseable.

Esto puede suceder inclusive si seguimos a dos maestros diferentes, pertenecientes ambos al mismo credo. Es posible que ambos utilicen técnicas o procedimientos distintos e incluso a veces contradictorios. Esto puede deberse a que es necesario enseñar de manera diferente, según sea a quién se trata de enseñar. Hay personas o personas que entienden y progresan muy bien en una asignatura, con un profesor determinado y sin embargo, la asignatura se les hace insoportable con otro profesor porque ese otro profesor tiene un  método más exigente, más disciplinado, o puede también que el profesor en sí sea más intransigente, más impaciente, e incluso, más incompetente, o que tenga problemas para hacerse entender, cuando, sin embargo, en realidad es un profesor que sabe mucho.

Hay quién tiene facilidad para explicarse y hay quién no, hay quién puede hacer de algo complicado y difícil, algo fácilmente comprensible y hay quién puede hacer de algo sencillo y vano, algo ininteligible.

Todo esto hasta ahora expuesto, puede darse en el dharma, en la religión o en cualquier otro campo de la enseñanza.

Podemos encontrar maestros muy evolucionados, enseñando lo mismo, pero utilizando técnicas y métodos diferentes, adaptando el método y la técnica a los alumnos o discípulos a quienes enseñan y en algunos casos, sucede, que estos maestros tienen que dar clases a alumnos de diferentes grado de entendimiento y evolución, unos más avanzados y otros menos.

Sea como sea, tratándose de la enseñanza y el progreso o evolución espiritual o no, de una persona, esta, a lo largo de diferentes reencarnaciones, va teniendo diferentes conexiones con diferentes maestros, generalmente dentro de una misma línea o linaje y por ello, en esta vida puede sentirse atraído por una determinada religión o tradición, culto, espiritualidad, maestro, grupo esotérico…e incluso, puede, por desconocimiento, llegar a sentir miedo y rechazo hacia otros grupos, que, en principio persiguen, de alguna manera que el ser humano aprenda y progrese.

Para mí, el cristianismo y el catolicismo son cosas totalmente diferentes, porque, lamentablemente, la secta católica ha cometido demasiados y muy graves errores y se ha desviado del sentido original del mensaje de Jesús. Personalmente,siempre me sentí profundamente atraído por el maestro Jesús, por su linaje, por el esoterismo de jesús, y a pesar de que hoy soy practicante budista,  me sigo sintiendo atraído por el esoterismo cristiano.

Me considero Budista practicante y Cristiano creyente, a pesar de la grave desilusión que el catolicismo ha causado en mí, hasta tal punto de volverme profundamente ateo.

Sé que esta misma experiencia la han tenido millones de personas aquí en occidente y como consecuencia, han buscado refugio en otras tradiciones religiosas un poco más ejemplares, como el budismo o el hinduismo, pero que están un poco fuera del contexto social, político y religioso en donde nos ha tocado nacer, crecer y evolucionar.

Es posible que muchos tengamos alguna conexión en otras vidas, con estas tradiciones, pero también es cierto que muchas personas, en realidad no la tienen y han abrazado una tradición religiosa mucho más difícil de entender e incluso practicar, que el cristianismo, al menos, me refiero, al cristianismo sencillo y totalmente deformado que ha enseñado la secta católica, pero bueno, dejemos esta cuestión…

Como cristiano que en el fondo me considero, un curso de milagros apareció en mis manos hace unos 12 años y es hasta hace poco que no conseguí terminarlo, debido a la fuerte resistencia atea que había generado en mí el catolicismo y después de haberme cultivado en la práctica budista, renegando de mi fé auténtica.

Como decía al principio, no es bueno mezclar creencias, ni técnicas diferentes, es peligroso, arriesgado y el resultado de hacerlo puede ser totalmente destructivo.

Si usted siente que su tradición le llena y le resuelve sus ansias espirituales y siente que avanza o progresa, no hay motivo para que abandone su religión, solo en caso contrario es entonces comprensible y conveniente que se plantee una búsqueda y un  cambio.

Para mi, un curso de milagros fue una experiencia sumamente enriquecedora. Gracias a su lectura puede comprender aspectos del ego que posiblemente no hubiese conseguido entender en esta vida, con la sola práctica de la meditación. A raíz de leer un curso de milagros, mis meditaciones han sido mucho más profundas.

Sé también de la experiencia de algunas personas que practicaban meditación, que en  el seguimiento del libro de un curso de milagros fue mucho más fácil y enriquecedor que para otras personas que nunca habían practicado meditación.

También ha habido casos de personas que encontrándose muy enfermas, tomaban medicamentos y drogas y no pudieron seguir este libro y tuvieron que desistir en la práctica del curso, personas con problemas muy graves de depresión. Para estas personas es recomendable que primero  busquen algún método que les permita equilibrarse antes de acometer el seguimiento de este libro. En otro apartado  de este blog hablamos de técnicas que pueden resultar de gran ayuda para las personas aquejadas de depresión. Volveremos en breve, a publicar este artículo haciendo un poco más conciso y más claro,tanto para aquellas personas que se sienten aquejada de depresión, como para aquellas que conocen a alguien que padezca este problema y no sepan que hacer para ayudar.

Un curso de milagros habla de verdades universales, no exclusivas de ninguna filosofía, doctrina o credo en especial.

Usa a menudo las palabras Dios, Espíritu Santo, perdón, hermano, Cristo…muy propias de la religión Cristiana. Si las palabras Dios, Espíritu Santo, Cristo… le causan algún tipo de rechazo o aversión, que esto no sea un obstáculo de llevar a cabo la lectura de este gran libro. Sustituya la palabra Dios, por Mente universal o Padre, y la palabra Espíritu Santo por Yo superior o Alma, o intermediario entre Mente y materia. ¡Quizás estas palabras le resulten más aceptables, especialmente si es usted afín a la tradición budista o hinduista!

Cristo fue un gran mensajero de la humanidad, que desarrolló su ministerio en una época y en un lugar en donde la humanidad estaba muy fanatizada por antiguas leyes sanguinarias, procedentes de antiguos dioses, también sanguinarios. Jesús el Cristo trató de abolir todas estas costumbres y se enfrentó a la sociedad de su época, fue un auténtico revolucionario y le costó la vida. Sin embargo, Cristo es una fuerza que se encarna en los grandes seres que han logrado la iluminación. Cristo no es un individuo exclusivo de ninguna tradición, es una entidad o fuerza universal que se encarna en algunos seres humanos. Cristo está presente en todas las tradiciones y filosofías de todo el planeta, bajo diferentes nombres, pero sus principios y sus enseñanzas son universales y son siempre las mismas, sustentadas en las palabras: “Amor, misericordia, compasión, perdón”.

El ser humano necesita inspirarse para que su vida adquiera un sentido diferente al que le estamos dando actualmente.

En todas las culturas de todos los tiempos ha existido la trilogía formada por el “Padre, Hijo y Espíritu”

lord_shivas_family

La Trinidad, en India

En la India, al hijo,se le conoce como el “Señor Krihsna”, en el Tibet se le conoce por el nombre de “Tchenresig” y en nuestra sociedad occidental, su nombre es Cristo, “Jesús el Cristo”..nombres diferentes para un mismo principio o fuerza.

La trinidad en egipto

Isis, Osiris y Horus. La trinidad en Egipto

 

 

El libro es totalmente universal si sabemos adaptar las palabras al contexto de nuestra tradición religiosa  pues es un libro de concepción universal. Da igual como se llame o se venere a nuestra Fuente u Origen, da igual como se le llame a la Fuerza que nos da la vida y de donde surgió nuestra mente, nuestro espíritu. Todas las tradiciones de todas las culturas hablan de lo mismo, con palabras diferentes, pero hablan de los mismo.

Si usted es creyente y tiene fe, puede usar esa fe. ¡Refúgiese en su fe! pero evite la ignorancia y el fanatismo. Si lo hace, su fe puede serle de gran ayuda, pero no se olvide de estar con los pies en el suelo y recordar la frase: “A dios rogando y con el mazo dando”.

La fe puede mover montañas, eso dicen, pero para ello es necesario purificar la mente de toda duda, de toda ignorancia, de todo miedo, temor, aversión y de todo deseo egoísta. Si se logra esto, seguro entonces que se pueden mover montañas o cualquier otra cosa, se puede incluso levitar, andar sobre las aguas…Estos son seguramente, unas de las tantas cosas y cualidades o poderes que la mente puede operar u obrar sobre la materia y son del todo posibles si la mente se purifica a través de la meditación y es librada del miedo, la duda y la ignorancia.

Mientras tanto agárrese a su fe  pero sepa que en todo momento debe poner de su parte y tener paciencia: “Roma no se hizo en dos días”.

La fe es una manera de polarizar a nuestra mente, para darle fuerza y direccionalidad a algún pensamiento o deseo. La fe sin duda, en algo, obra milagros, pero no necesariamente para satisfacer los deseos del ego y sus caprichos o para que todo en la vida sea como queremos. La fe no debe sustituir en modo alguno el desarrollo de la capacidad de la paciencia y del saber aceptar las cosas cuando son inevitables.

Le sugiero que lea el post titulado: “El pacto postmortem en el bardo de la muerte”

Lea Un curso de Milagros, pocos libros podrán ayudarle tanto como éste.Puede adquirirlo en cualquier librería, o encargarlo por Internet y en casi que en cualquier idioma. Podrá encontrarlo también en formato PDF, buscando por Internet  si de momento no puede adquirirlo.

Aquí tiene el enlace de la página internacional de un curso de milagros, en donde encontrará abundante material online acerca de este libro. Un curso de milagros internacional

Seguramente, la mejor de contactar y seguir este libro, es buscando a personas que lo hayan leido.En practicamente todas las ciudades existen grupos que se dedican al estudio y la lectura de este gran libro, seguro que encontrará alguno en su ciudad, con tan solo realizar una búsqueda en google, tecleando: “Un curso de milagros….seguido de la ciudad en donde usted vive”

Manuel Vázquez

Anuncios

Acerca de Seoan Judith Nath

Seoan Judith es escritor y practicante de meditación. ¡Escríbenos y participa con nosotros! "elreikisana@gmail.com"
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s