Las adicciones y los hábitos: “Mi breve historia”


Si usted no tiene problemas graves de ansiedad, ni desórdenes severos de atención ni otros problemas que le impiden respetar los preceptos fundamentales de Shila, (no derramar la energía vital del semen, no matar, no robar, no mentir, no tomar intoxicantes), no hay motivo alguno para que usted no se adentre en la práctica de la meditación.

Dentro del apartado de los intoxicantes, debemos de mencionar el propio tabaco y los medicamentos, así como el alcohol que pueda tomar, sea cual sea la causa.

El hábito del tabaco esconde problemas de ansiedad muy generalizados en el común de las personas de nuestra sociedad, pero este hábito de por sí es un mal menor y puede, sin duda, ser superado con facilidad con un mínimo grado de autocontrol y voluntad. Lo mismo podríamos decir del consumo del alcohol y de algunas drogas o medicamentos, si este consumo se realiza solamente de manera puntual y si no se ha establecido una fuerte adición que precise de otras medidas. Entonces, es posible superar esos hábitos por sí mismos y la meditación, sin duda, le resultará de inestimable valor.

La meditación nos brinda la posibilidad de reforzar nuestra voluntad y nuestra determinación para superar de manera consciente y voluntaria nuestras debilidades, pero no sólo a nivel superficial, sino, desde lo más profundo, en su origen o causa.

Cuando hablamos del Shila, hablamos de unos mínimos, es decir, al menos debemos ser capaces de contenernos de manera voluntaria para cumplir esos preceptos fundamentales, pero no significa que a nivel emocional o mental no existan inmoralidad y deseos más o menos puntuales o frecuentes de incumplir el Shila, incluso si tenemos algún síntoma de compulsión u obsesión con algún tipo de hábito o deseo, pero al menos tenemos que tener un mínimo grado de autocontención, tenemos que tomar la firme determinación de no ceder a esos deseos compulsivos y tratar de buscar soluciones o métodos que nos ayuden a aminorar o a atenuar dichos deseos compulsivos y obsesiones. La meditación y el deporte, una vida sana, el contacto frecuente con la naturaleza, vivir en el campo y alejarse de las ciudades y aglomeraciones, evitar la publicidad y la televisión le podrán ayudar.

Bien, pero si ese mínimo grado de autocontención no existe, es posible que necesitemos equilibrarnos primero mediante otros métodos y no es recomendable ni aconsejable adentrarse en la meditación, dado que la situación nerviosa podría incluso empeorar si su sistema nervioso se encuentra desequlibrado y si además, intenta dejar de repente una adicción contraída durante mucho tiempo, por las causas que sean.

Las adiciones a veces pueden dejarse por voluntad propia, sin ayuda de ningún tipo, porque de repente la persona despierta y se da cuenta de que no tiene sentido lo que está haciendo, pero esto no siempre es así y es necesario pedir ayuda y buscar métodos que nos permitan dejar esa adición poco a poco.

Desde aquí, le animó a que lo haga y la verdad es que puedo asegurarle que cuando uno se libera del yugo de una adicción, del tipo que sea, se siente más ligero y con más capacidad para afrontar la vida y sus inconvenientes.

Personalmente, le estoy hablando desde mi propia experiencia, dado que yo he sido adicto desde muy joven a drogas como el opio, la heroína, la cocaína, la morfina, así como a las anfetaminas y también, en menor grado, también al alcohol. Además, por si esto fuera poco, he sido adicto también al sexo, desde muy temprana edad, debido a que cuando fui niño sufrí repetidos abusos sexuales por parte de una mujer adolescente y este hecho desarrolló en mi ese hábito.

Por causa de las drogas, también me convertí en un pequeño delincuente, robando y delinquiendo para obtener dinero. Por todo ello, nada de lo que hablo me resulta ajeno, lo he vivido y lo he superado, le animó a que lo haga y que pruebe los métodos que le expongo, porque pueden ayudarle.

Las puertas no están cerradas, hay salidas, ¡métase esto en la cabeza, hay soluciones, no se deje vencer, no se atormente asi mismo ! ¡venza del sufrimiento, deje atrás el pasado y mire el presente y trate de cambiar aquí y ahora!

Me esforzaré en todo momento al máximo para que mi tono no le resulte agresivo, pero si esto sucede, sepa que no lo hago por mal. A veces necesitamos ser tratados con delicadeza, pero a veces es necesario que nos pongan las cosas bien claras para que podamos ver la situación en que nos encontramos y consideremos la necesidad de reaccionar y operar un cambio.

Hay personas que necesitan ser esperanzadas, pero hay otras que necesitan ser desesperadas para que reaccionen y vean el lamentable estado en que se encuentran. Este método no es agradable y de hecho no suele gustar. Preferimos que una voz cariñosa nos diga constantemente: ¡Venga, anda hijo, tienes que cambiar, deja de darme tantos disgustos!.

La-Madre-Divina-y-el-Intimo

Pero este hijo no cambia y no hacen más que sufrir y causar sufrimiento, hasta que un día, esa voz de Madre se vuelve masculina y adquiere un tono severo y amenazante, y porta además un látigo ardiendo con el cuál nos amenaza para azotarnos sin piedad, hasta que reaccionamos.

11786-2

Mahaka, el gran negro que aplasta a los demonios

 

Este es lo que sucede al ser humano hoy en día, no reacciona, no hay manera de que cambie su comportamiento, sus hábitos, sus costumbres y sus adiciones, entonces es necesario que ocurran cosas desagradables que le ayuden a reflexionar profundamente.

Debemos de comprender y aceptar, que los problemas, los obstáculos, las enfermedades, el dolor y el sufrimiento son fruto de comportamientos, a veces inducidos por la misma sociedad y sus costumbres, que obligan al ser humano actuar de manera irresponsable y absurda, sin reparar en las consecuencias y otras, son fruto de la ignorancia y de la falta de una adecuada educación o preparación ética, que le inculque valores humanos postivos, y no solamente llenarlo de conocimientos meramente intelecuales. El ser humano, hoy en día, sabe mucho de todo, o cree saber, pero en realidad lo desconoce e ignora todo acerca de sí mismo y de las leyes naturales que debe respetar.

Trataré en lo posible de desmarcarme de un tono evangelizador, pues ése no es mi propósito.

Puedo asegurarle que hasta hace muy poco, he sido la persona más incrédula y escéptica que jamás haya podido existir. Sin más, recuerdo, que cuando tenía trece o catorce años, fui expulsado de una clase de religión con un par de bofetadas propiciadas por una profesora de religión, por exponer en clase, mis ideas revolucionarias y mi rebeldía, pues para mí, aquello no era más que un intento de adoctrinamiento obligatorio de algo que yo no compartía en absoluto. Todo aquello me sonaba a cuento para niños, no creía absolutamente nada de lo que intentaban enseñarme e inculcarme. Por aquel entonces, la asignatura de religión era obligatoria, pero yo, a mis 13 años, ya tenía mis propias convicciones y no necesitaba sermones evangelizadores.

Mis convicciones actuales han llegado por sí solas, no porque nadie me haya dicho o inculcado precepto alguno. Mi maestro ha sido la vida, el sufrimiento, los problemas, así como el deseo mismo de dejar de sufrir¡Nadie más!

He conocido lo que es la la ira, el rencor, el odio, hasta límites increíbles y guiado por este odio, en parte, intenté destruirme a mí mismo de múltiples maneras y también, intenté destruir la sociedad, pero finalmente, he conseguido salir de ese infierno y continúo luchando para salir definitivamente, ¡para siempre!.

Esta es mi historia, mi biografía ¡Es breve, pero suficiente!

Seoan Judith Nath

Anuncios

Acerca de Seoan Judith Nath

Seoan Judith es escritor y practicante de meditación. ¡Escríbenos y participa con nosotros! "elreikisana@gmail.com"
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s