Salir de la depresión (Actualizado)


Artículo en proceso de edición, corrección y ampliación. Por favor, no lo lea todavía

“Método infalible para elevar nuestro estado de ánimo y la energía general de nuestro cuerpo y nuestra mente y eliminar las tensiones, el estrés, el nerviosismo, la ansiedad”

Temas a tratar en esta artículo:

  • Disciplina diaria.
  • Ejercicio 1: yoga energético.
  • ejercicio 2: Desbloqueo cervical.
  • Pranayama egipcio(Artículo por publicar).
  • Digitopresión para la ansiedad.
  • Auto Reiki para dormir.
  • Desbloqueo de los meridianos y articulaciones de las manos.(Artículo por publicar).
  • Los ritmos biológicos y químicos de nuestro cuerpo.
  • Planing de comidas y suplementos para la depresión y problemas de sueño.
  • Puntualizaciones sobre el uso de suplementos.
  • Los componentes vitales del semen.
  • Antidepresivos tricíclicos y antidepresivos naturales.

Introducción:

A continuación daremos un método que nos permitirá, en muy poco tiempo, sentirnos verdaderamente bien.

Sígase este procedimiento exactamente tal cuál se indica, en correcto orden, sin saltarse nada, sin añadir ni quitar nada, durante como mínimo un mes y prosígase todo el tiempo que sea de nuestro agrado, como método de disciplina.

La fase más crítica de este método, es el comienzo, vencer la apatía, el cansancio, la desgana, la pereza, el abatimiento.

Necesitaremos aproximadamente tres horas y media todos los días, no importa en que parte del día, si lo empezamos por la mañana temprano, mejor.

Se insiste en la necesidad de hacer exactamente lo que se indica, todos los días, sin faltar ni uno solo, desde que se comienza, al menos, los primeros días, en que notaremos cansancio físico, especialmente si llevamos mucho tiempo sin caminar.

Insistimos en la necesidad, de que pase lo que pase, se siente como se sienta uno, debemos de hacer el esfuerzo de no dejar de hacerlo ni un solo día, para vencer el cansancio inicial que puede presentarse, volvemos a insistir, si estamos muy débiles, cansados, o llevamos mucho tiempo sedentarios.

Cuando estamos decaídos o deprimidos es normal que nos abandonemos,incluso en el tema de la alimentación, que suele ser escasa, desordenada o poco saludable, con grandes ingestas de azúcares, dulces, zumos azucarados, refrescos, grasas, frituras…no tenemos ganas de cocinar, ni de comer.

Es muy importante empezar por aquí, tomar mucha fruta, especialmente manzanas o peras, muy buenas para nuestro estómago y para eliminar los ácidos y los vientos de nuestro organismo, los cuáles suben al cerebro, causando malestar general, indisposición física y mental. Toménse además infusiones de anís, sin añadir azúcar, utilizar preferiblemente, fructosa o un poco de miel o sacarina.

Excitantes

Es frecuente también recurrir a excitantes como el café para superar el estado de agotamiento, lo cuál excita nuestro corazón y lo altera. Los excitantes se pueden sustituir por infusiones picantes de pimienta y/o jengibre y canela; éstos no excitan el corazón, elevan el tono vital del cuerpo, hacen circular la sangre( en especial hacia el cerebro), y calientan el cuerpo, estimulan los pulmones y las glándulas endocrinas de nuestro cerebro, la hipófisis y la epífisis, favorecen la concentración y la memoria.

Refrescos y dulces

Las bebidas y las comidas no deben tomarse frías, eviténse los refrescos y el agua fría.La comidas y las bebidas frías bajan muchísimo la energía del cuerpo, porque el estómago se enfría. El estómago es una región que debe siempre estar a temperatura caliente, a temperatura corporal. Si os fijáis, cuando ingerimos una bebida muy fría, o muy caliente, empezamos a sudar y cuando comemos alimentos, afluye mucha sangre a la zona del estómago para que este recupere su calor y para acelerar también el proceso de la digestión.

Al bajar gran cantidad de sangre hacia el estómago, disminuye la circulación de la sangre hacia el cerebro, baja el oxígeno en este y se experimenta sueño. Por este motivo es recomendable recostarse unos diez o 15 minutos después de comer, o dormir un poco la siesta.Esto repone muchísimo la energía gastada durante la mañana, o si se ha tenido que madrugar mucho y hemos dormido poco.

En la acupuntura, el estómago tiene un papel importantísimo en el tono vital de todo nuestro organismo y lo mismo sucede con el hígado. Las grasas, los azúcares, los aceites recalentados, los excitantes son muy agresivos para el estómago y para el hígado , aparte de saturar nuestra sangre y las arterias y comprometen el tono vital de nuestro organismo, obligándolo a robar la energía de otros órganos colindantes, pero también del cerebro, que acusa ese descenso general de energía en el organismo. El maestro de Chikung, el maestro Tong, evitaba siempre las bebidas y comidas frías y hacía hincapié en esto.

Si se toman alimentos azucarados o dulces, los cuáles deben de reducirse al máximo, pero al principio son necesarios, (especialmente si hay depresión o si hay un esfuerzo físico o intelectual intenso o frecuente,como cuando se hace deporte o se tiene estrés y preocupaciones), no deben abandonarse bruscamente, pueden tomarse, pero hay que evitar tomarlos por la mañana temprano y por la  tarde, cuando se acerca la noche,  dado que elevan bruscamente la glucosa y puede dificultar la producción de melatonina, implicada en la aparición gradual del  sueño. Dicho en otras palabras, predisponen al insomnio. Lo mismo sucede con el consumo excesivo de sales.La sal eleva la presión arterial y por ello se debe tomar pocas sales, especialmente a la cena.Debemos de acostumbrarnos a aderezar las comidas con limón o sales de hierbas y vegetales, menos dañinas.No usar ácidos, como el vinagre. En su lugar el limón y la salsa de soja.

curva de la glucosa

Curva de la glucosa, según los alimentos

 

Jalea y polen

Es muy importante incluir en nuestra dieta los olvidados cereales. Los cereales naturales, como la avena, el trigo, la cebada, el maíz, o el mismo arroz(mejor si son integrales y de cultivo biológicos y que no sean transgénicos), contienen azúcares naturales y han formado parte de nuestra dieta desde hace miles de años. Tomados por la mañana, hervidos, en forma de papilla, con leche de soja, endulzados si se quiere, con un poco de miel o fructosa, añadiéndoles lecitina de soja, así como un poco de jalea natural fresca(que no halla sido manipulada comercialmente, como las que venden en ampollas o en capsulas. La jalea natural es un estimulante muy potente, debe tomarse sólo la cantidad de un palillo mojado en la pasta de la jalea, en ayunas, todos los días, al menos durante un mes y luego se descansa un mes y se vuelve a empezar. Si existe tendencia a la agresividad no tome jalea todos los días, tómela cada dos días y cada dos meses ) También tomaremos al desayuno la punta de una cuchara pequeña de polen natural. El polen es un suplemento  vigorizante, que contiene muchos aminoácidos. Un desayuno así,con algo de proteína aislada de soja o de suero de leche, puede proporcionarnos prácticamente toda la energía que necesitamos durante todo el día, disminuyendo la necesidad de ingerir  alimentos entre las comidas.

 

La lecitina

La lecitina de soja es muy buena para limpiar la sangre y las arterias, puede tomarse a cualquier hora del día y es muy buena, además, para los problemas de piel y es también muy buena para el sistema nervioso.

El desayuno

Por tanto, la mejor manera de empezar un buen día, es con un buen desayuno de cereales,  (Si tiene tendencia a la agresividad o el estrés sustituya la avena por otro cereal, o no la tome todos los días) . Nada de zumos concentrados y azucarados, ni chocolates, ni leche de vaca, ni preparados lácteos, ni fiambres, ni pastelería o bollería industrial.

Con harina de avena integral se puede elaborar un bebida natural, de agradable sabor, parecido al sabor de las avellanas,pero puede hacerlo con cualquier otro cereal o con harina de frutos secos. Se diluye en agua fría un par de cucharadas en un vaso, se bate bien y el resultado es sucedáneo de la leche, natural y delicioso.Una vez disuelta, se pude calentar ligeramente y se toma templada.La avena es muy buena para el sistema nervioso y tomada regularmente ayuda producir melatonina de forma natural. La melatonina es una hormona que segrega nuestro cerebro y es la hormona principal causante del sueño, necesario para descansar durante la noche.La avena tiene mucha energía y también proteínas y grasa naturales. Combínese con la toma diaria de guisantes. Los guisantes contienen triptófano, que es una sustancia precursora de la melatonina. Los guisantes tienen también mucha proteína de excelente calidad. Puede combinar la avena con harina de almendras y tendrá así un excelente sustituto de la leche, infinitamente mejor. Además,puede echarle un poco de proteína de soja aislada(no transgénica) y entonces, estará tomando un prefecto combinado de hidratos de carbono y proteína, que le harán sentirse vigoroso y despierto durante la  mañana.

Nota importante: Si tiene predisposición al estrés o a la agresividad, al mal humor o el enfado, no abuse de la avena, sustitúyala por otro tipo de cereal como la cebada o por harina de frutos secos, como la almendra o los cacahuetes.Esto es muy importante. Si toma avena no la tome por la noche, ni ningún cereal, pues tiene azúcares que pueden fermentar en su estómago, durante la noche.Para evitar esto, lo mejor es cenar temprano, al menos dos o tres horas antes de acostarse. Si tiene problemas de insomnio, no tome melatonina ni avena, aunque esta en principio estimula esta hormona, le producirá cierta excitación y no le dejará dormir. La avena, como mucho se toma por la mañana. Si tiene problemas de insomnio, tome varios sorbos de leche natural,después de la puesta de sol y un vaso o medio vaso antes de acostarse, media hora antes.La leche estimula la producción de melatonina increíblemente rápido y no tiene los efectos secundarios de la avena ni de los suplementos de melatonina que venden en farmacias.

Los Cereales, la lecitina, un poco de polen y jalea, un poco de harina de plátano, un poco de harina de maiz, un poco de levadura de cerveza, frutos secos, como los cacahuetes o las nueces durante el desayuno y con esto ya tenemos asegurados energía y nutrientes de calidad para casi todo el día, sin necesidad de preocuparnos por la carne o el pescado, ni las grasas. Basta con tomar durante el resto del día unas verduras, o más cereales, así como tomar legumbres como las lentejas, la soja, con unas zanahorias, calabazas y puerros y/o cebollas, todo hecho en una crema o cocidos o rehogados y aderezados al gusto y comer diariamente algo de proteína de guisante o soja aislada y a nuestro cuerpo no le faltará absolutamente nada y lo que es mejor, nos sentiremos mucho mejor y nos curaremos de más de un problema, causado, con toda probabilidad, por nuestros hábitos alimenticios erróneos y equivocados.

La carne y las proteínas

No obstante, el abandono absoluto de la carne o el pescado, de manera brusca no es aconsejable, especialmente si existe depresión o si estamos muy débiles, pero sobre todo, si existe una dependencia exagerada hacia estos alimentos, pero es conveniente dejar poco a poco el consumo de la carne, pues perjudica al sistema nervioso, optura los canales internos de la médula espinal y disminuye la vibración del individuo, haciéndola más densa.

Las proteínas son muy necesarias y muy importantes para el sistema muscular, para crear masa muscular y que el cuerpo se sienta fuerte y son muy necesarias si vamos a iniciar un disciplina de esfuerzo físico. El consumo de azúcares no debe eliminarse si hay esfuerzo muscular, pues es muy útil en ese sentido, para recuperarse del esfuerzo, pero es aconsejable no tomar azúcares refinados y sustituirlos por melaza, glucosa o fructosa y en último caso, por miel.

Cuando hay un esfuerzo físico muscular o intelectual intenso y frecuente, nuestro cuerpo nos demanda, de manera natural, espontánea, el aumento del consumo de proteínas y azúcares o carbohidratos. Antes y después de un ejercicio intenso, debemos de tomar una bebida que contenga algo dulce, preferiblemente fructosa o miel, o también podemos tomar pastillas de glucosa, de venta en farmacias, o lo que es mejor, prepárese zumos de fruta natural, con ayuda de una licuadora y no añada azúcar y tome además un batido de proteína de suero de leche de calidad.

Como hemos dicho, las proteínas son muy necesarias para fortalecer el sistema muscular, la musculatura. Sin embargo, las proteínas pueden obtenerse perfectamente de las legumbres y harinas de cereales, como la soja, las lentejas, la avena, los guisantes, el arroz, por ejemplo y las legumbres en general, si las consumimos con regularidad.

Las proteínas pueden también obtenerse de la clara de huevo y del suero de leche de vaca. Siempre serán mejor que estar abusando de carnes y pescado, que por otro lado, resulta muy caro.

Si tenemos especial debilidad por las carnes, podemos preparar con harinas de cereales, tortitas, con aspecto y textura muy parecidos a la carne, aliñándolos con especias de la misma manera que la carne que acostumbremos tomar.

Existen a la venta preparados vegetales, que imitan a la carne.

No podemos pretender mejorar nuestro estado de ánimo o nuestro estado mental, o nuestro estado físico, si no tenemos en cuenta estos detalles fundamentales acerca de la alimentación

No es posible tener un buen estado mental o emocional, si el cuerpo no está sano, fuerte y vigoroso.

La mente está en el cuerpo, quién daña o desatiende el cuerpo, no podrá tener jamás un buen estado mental o emocional.

Muchas personas intentan sentirse bien, pero desatienden o desconocen la manera correcta de cuidar el cuerpo.

Nadie puede ser feliz si su cuerpo está enfermo o débil.

Dañar o desatender el cuerpo es dañar o desatender nuestra mente.

Más adelante, se darán unas indicaciones más específicas acerca de la alimentación y la dieta a seguir.

Le invito a que lea el artículo muy útil e interesante, acerca de la alimentación, titulado:“La combinación de los alimentos”. Se sorprenderá.

El tabaco

Bien, otro aspecto que debemos de subrayar es el tema del tabaco.

Tan solo decir que el tabaco causa un descenso considerable de la energía de nuestros pulmones y de los riñones, órganos muy relacionados también con la energía vital de nuestro organismo.

Las resinas volátiles del tabaco, pasan a nuestros pulmones e impregnan los alvéolos, encargados del intercambio del oxigeno del aire hacia la sangre,cuando inspiramos y del intercambio de los desechos de las células hacia el exterior, cada vez que expulsamos el aire.

El aire

El aire es el principal alimento vital del cerebro, junto a la glucosa obtenida de los alimentos.

Podemos pasar sin ingerir alimentos mucho tiempo, pero sin aire, apenas duramos un minuto.

El oxigeno contenido en el aire pasa a nuestra sangre a través de los alvéolos, y luego la circulación de ésta a través de nuestras arterias, lleva el oxígeno a cada neurona de nuestro cerebro y a cada célula de nuestro cuerpo.

Sin aire y sin sangre no hay vida. Es sumamente importante, pues, que nuestros pulmones estén limpios y que la sangre esté limpia y que circule por nuestro cuerpo. Es muy importante tonificar y estimular la circulación sanguínea en nuestro cuerpo y respira bien, para aportar oxígeno y nutrientes a todo nuestro cuerpo, a todas nuestras células, pero especialmente, a las neuronas de nuestro cerebro.

El polen, el hierro y la leche

Uno de los minerales más importantes relacionados con la sangre es el hierro. La dieta occidental, incluye el consumo diario de leche y huevos y esto es pernicioso para la correcta asimilación de este mineral. Una de las mayores causas de la anemia no es la ingesta deficiente de hierro, sino la falta de asimilación por el abuso de la leche y los huevos. Para evitar esto, se debe tomar vitaminas con hierro en ayunas, lejos de la ingestión de leche o huevos. El polen de abejas es un excelente aporte de este mineral, ayuda a la formación de hemoglobina y por tanto,  renueva la sangre y equilibra el Ph. Debe tomarse lejos de las comidas, al desayuno preferiblemente.

Caminar

Nuestra manera de vida actual, ha eliminado la principal forma de mantener y estimular el sistema circulatorio de nuestro cuerpo y estimular también una manera de respirar más profunda, el caminar. No hay deporte más inocuo, sencillo, y saludable que el caminar. Por ello,¡camine todos los días, al menos dos horas seguidas! Si los primeros días se siente muy cansado y desganado, frote las piernas con una crema o bálsamo recuperador que contenga romero, espliego, menta. Puede comprar esta crema en herboristerías y si no, compre usted las plantas, cultívelas o recójalas en el campo y déjelas en alcohol y úntese el alcohol en las piernas,dándose un masaje, si las siente cansadas, pero no deje de caminar. Tome también infusiones de estas plantas, añada miel o un poquito de fructosa ( pero no utilice azúcar) , antes de salir a caminar! Si es necesario añada una puntita de café soluble a la infusión, si siente muy cansado o desanimado y también algo de pimienta y/o jengibre.Esto mezcla le dará un buen impulso a su estado de ánimo y le dará energía para caminar. Junto con  la infusión y la jalea, tome usted algo sólido en el desayuno, un pequeño bocadillo de lo que quiera, pero evite el fiambre y las grasas.Tome un batido de proteína de suero de leche de calidad, puede comprarla en una tienda de nutrición deportiva.No abuse del azúcar por la mañana temprano porque esto puede provocar un mal funcionamiento del páncreas a lo largo del día, provocando mareos y bajadas de energía, problemas aparentes de alta o  baja tensión, debido a las bajadas y subidas de insulina provocados por el páncreas. En realidad, si no sale a caminar no debería tomar azúcar, ni miel ni fructosa, en todo caso zumo natural no endulzado o fruta.El uso de la miel o la fructosa es solo por si se siente muy cansado para salir a caminar.

Compre jalea real natural al algún apicultor de la zona y si no, podrá encontrarla de venta en las herboristerías. Debe estar almacenada en el frigorífico para que no se estropee. Tome un palillo y unte el mismo dentro de la pasta de la jalea e introduzca el mismo debajo de la lengua.Haga esto en ayunas, antes del desayuno y antes de salir a caminar por la mañana. La jalea, junto a a la infusión de pimienta y jengibre, endulzados con miel y con una puntita de café le dará la energía que necesita para salir a caminar, aunque no le apetezca. Lleve en un bolsillo o una pequeña mochila un pequeño tentempié, como un bocadillo, o unos frutos secos y algún zumo o agua para hidratarse, por si siente un bajón de energía mientras camina o si siente sed.

Caminar ayuda a deshacer las varices, limpia la sangre y las arterias, estimula el corazón y el cerebro, los riñones, quita barriga y fortalece el abdomen,endurece los glúteos o nalgas, fortalece las piernas y proporciona resistencia física al cansancio y al esfuerzo en general, fortalece los órganos reproductores, los esfínteres,ayuda a eliminar las emisiones involuntarias de la libido, la eyaculación precoz y la impotencia, fortalece los órganos internos(la próstata, la vejiga, el hígado, el páncreas),eleva los niveles de testosterona al cabo de dos horas de caminar de manera considerable, pero de una manera suave, sin provocar agresividad(al aumentar los niveles de testosterona se elevan también los niveles de serotonina y dopamina, cuya disminución están relacionados directamente con la depresión); desarrolla capacidad pulmonar, aumenta el tono vital del cuerpo y de la mente, favorece el estado emocional, aumenta la capacidad de atención y concentración, memoria, cambia el carácter,nos vuelve activos y optimistas, a la vez que relaja la mente…Todo esto se debe al aumento de la capacidad respiratoria mientras caminamos y a la activación de la circulación sanguínea por todo nuestro cuerpo.

A medida que nos sentimos con más vitalidad, nos sentiremos también más relajados, con menos ansiedad, dormiremos mucho mejor y podremos, además, abandonar el mal hábito del tabaco y la toma de medicamentos.

Dormir, el corazón.

Otra de las cosas que causan un descenso enorme de vitalidad en nuestro cuerpo y en nuestra mente, así como en las emociones, es el no dormir o no descansar adecuadamente por causa de la ansiedad, las preocupaciones, los disgustos, los problemas, el estrés, el exceso de responsabilidades. Todo esto origina alteración en nuestro sistema nervioso y arritmia y aceleración en el corazón.

El corazón es el órgano, como bien sabemos, directamente implicado en la circulación de nuestra sangre, pero también está implicado en la producción de sustancias químicas que ayudan al sistema nervioso a relajarse, para que podamos dormir.

El corazón es, también, una glándula de secreción interna. Todo aquello que altera el corazón y el cerebro nos perjudica en los procesos del sueño y la capacidad de estar relajados, física, mental y emocionalmente, porque estos dejan de segregar las sustancias químicas que nos ayudan a estar en paz.

Una persona que lleve mucho tiempo sin dormir adecuadamente, puede terminar  en un estado de depresión.

Los ansiolíticos

Es comprensible, si no podemos dormir, como primera medida de urgencia, ir al médico, que nos dé un tratamiento a base de ansiolíticos o relajantes que nos ayuden a dormir. Esto es preferible que terminar enfermos de manera irreversible, pero sólo como una medida muy provisional, a la vez que probamos otros métodos menos dañinos y más naturales, como el caminar y el tener una buena alimentación, eliminando de nuestra dieta alimentos que pueden estar contribuyendo, sin saberlo, a un estado de excitación nerviosa. Eso incluye los lácteos, las carnes, las frituras, las grasas, el exceso de azúcares, los refrescos y las colas, el café, el alcohol, el tabaco… el aire sucio, una mala respiración…Los medicamentos ansiolíticos producen cansancio y debilidad muscular, adormecimiento y lentitud cerebral, mal humor y depresión si se toman por largo tiempo.

El corazón y el cerebro

La vida sedentaria, los problemas, la mala alimentación, el estrés, las presiones, la angustia, las malas impresiones, los disgustos, la falta de descanso, etc., hacen que nuestro corazón se contraiga y bombee menos sangre y halla menos aporte de oxigeno hacia el cerebro y hacia todos los órganos. Además, al bajar la capacidad pulmonar o respiratoria se acentúa todavía más el problema. En estos casos, el corazón y el cerebro dejan de segregar las sustancias químicas que hacen sentirnos bien, tranquilos y relajados, física, mental y emocionalmente.

La energía sexual

Otra gran causa poderosa de pérdida de vitalidad del cerebro y del corazón, es, la pérdida de la energía sexual.

La pérdida de la vitalidad, de cualquiera de las maneras expuestas, conducen al individuo a la depresión,a la enfermedad y el desequilibrio en su cuerpo, en sus emociones y en su mente, generando inevitablemente, la experiencia amarga del dolor y el sufrimiento.

La pérdida intensa de la vitalidad, de manera frecuente, de cualquiera de las maneras expuestas, puede conducir al individuo a la depresión.

Las causas del sufrimiento

He aquí pues, que conociendo las causas del sufrimiento y reconociendo esas causas, así como el propio sufrimiento en nosotros, podemos, si lo deseamos, teniendo en cuenta las causas, elaborar un sistema para salir del sufrimiento.

El Buda habló del sufrimiento y de sus causas y la manera de cesar el sufrimiento, hace 2500 años.

Las causas que antes generaban sufrimiento por aquél entonces siguen existiendo ahora y los métodos para aquellas causas de aquel entonces siguen siendo válidos, pero no había tantos medios de destrucción de nuestro cuerpo y de nuestra mente, como los hay ahora( no había televisión, publicidad, pornografía, marketing,ni préstamos para hipotercarnos con cosas innecesarias, ni drogas duras, ni tabaco,ni comida basura, ni refrescos, ni comida artificial, ni alimentos transgénicos, ni tantos virus, ni contaminación, ni estrés,ni radiaciones, ni cemento, ni trabajos a turnos…) ni nunca el ser humano, hasta ahora, había llegado a hacerse tanto daño así mismo, nunca. Va siendo hora de que demos marcha atrás y dejemos de hacernos tanto daño, a nosotros mismos y a innumerable seres, directa o indirectamente.

Nuestra infelicidad es también causa de infelicidad en los demás. Para poder ser felices, todos tenemos que ser felices.

Bien, con todo esto, tenemos las bases para empezar este método, que os aseguro os devolverá la alegría y la salud y las ganas de vivir y apreciar lo más importante,lo más fundamental de todo lo que nos rodea, “la vida”.

Dice un proverbio Zen: “La vida es esencialmente perfecta” ¿Porqué no disfrutar de ese derecho , siendo perfectos y verdaderamente humanos?

¿Porqué no empezar ya, hoy?

Dice el proverbio: Si tu no, ¿quién? y si ahora no,¿Cuando?

Disciplina diaria

Bien, a continuación expondremos el método o disciplina que nos ayudará a salir de la depresión y a mejorar nuestro estado físico, mental y emocional.

Primer Punto. Cómase bien durante el día, prestando especial atención al desayuno y a los consejos que hemos dado anteriormente acerca de la alimentación.

2do punto. Sálgase a caminar durante dos horas, por la mañana temprano, no más tarde las  9 de la mañana, todos los días(al principio días alternos para acostumbrarse) a paso ligero y firme, sin detenerse en ningún momento,y sin distraerse demasiado, procurando centrar nuestra atención en el acto de caminar, así como en la respiración(no fuerce la respiración, deje que fluya naturalmente al ritmo del paso).No se trata de correr, sino de caminar, eso es todo.Si las inclemencias del tiempo son adversas, provéase de ropas de agua y calzado adecuado, pero sálgase y camine, pase lo que pase. Evítese en lo posible, caminar en lugares por donde circulan vehículos, para no aspirar los gases y los humos.El ritmo ha de ser ligero, sin parar.Si caminamos en medio de calles y cruces llenos de semáforos, tendremos que parar continuamente. Es mejor tomar el metro o el bus y salir de la ciudad, a un lugar en la naturaleza, o en la playa.Al cabo de un par de semanas, si se encuentra más fuerte de piernas, aumente gradualmente el tiempo de caminar hasta tres horas diarias sin parar. Es importante que la caminata dure al menos dos horas y no menos.

A partir de dos horas de continuo caminar, el cuerpo empieza a producir una gran cantidad de hormonas que le ayudarán a sentirse más fuerte y más relajado, su musculatura se fortalecerá y su sangre y su cerebro se llenarán de oxígeno.Si sale a caminar temprano, los niveles hormonales se mantendrán durante mucho más tiempo a lo largo del día, que si sale a caminar a media mañana o por la tarde. Por la tarde,después de comer y haber descansado, sobre las 4, 5 ó 6 de la tarde, puede tomar otro paseo, pero esta vez de solo una hora o más si lo desea, pero terminando el paseo no más allá de las 6 de la tarde, si es invierno. A esa hora es bueno retirarse si ya se ha puesto el sol y descansar en casa y relajarse, evitando los destellos de la televisión, las luces intensas brillantes y deslumbrantes de color blanco tipo led o bajo consumo.

 Al regresar a casa, siéntese unos instantes en un lugar cómodo, a descansar las piernas, tómese unos frutos secos, algo de fruta y alguna infusión caliente para reponer energía y líquidos, zumos o alguna bebida isotónica.No tomar cosas frías ni demasiado azucaradas. Relájese y descanse durante un rato, preste atención a su respiración, pero no fuerze a ésta, deja que ésta fluya naturalmente. Si ya se ha puesto el sol,coloque una lámpara de mesa, con una luz de color azul en su estancia, le ayudará a producir melatonina, a relajarse y a propiciar el sueño.Escuche música relajante y lea si le apetece, algún cuento o algo agradable que no estimule o excite su mente.

Al salir a caminar, si el tiempo es frío y húmedo, evítese el frío en la garganta, cuello y en el pecho, así como en los pies.

3er punto. Enciérrese en su estancia personal o en su habitación, que ha de estar ordenada, limpia y ventilada y a ser posible, que sea lúcida y amplia, o búsquese un lugar en donde pueda estar tranquilo, para hacer los siguientes ejercicios:

Por la mañana, después de su paseo y después de haber descansado, haga 50 ó cien postraciones y luego siéntese con la espalda erguida, en actitud de meditación y simplemente relájese y respire naturalmente, sin forzar la respiración. Luego, siga respirando y modifique solamente el tiempo de retención entre la inspiración y la expiración, aguantando el aire durante 7 segundos o contando hasta siete, despacio. Saboree el aire y luego deje que el aire salga de manera natural y luego inspire de nuevo de manera natural. La única alteración que debes hacer en tu respiración es aguantar el aire durante siete segundos. Hazlo así durante 10 minutos al menos.

Ahora haremos otro ejercicio de respiración muy sencillo.

Abre la boca como si fueras a bostezar y aspira aire profundamente, espera dos segundos y luego cierra un poco la boca, como si fueras a dar un silbido y expulsa el aire muy despacio, muy despacio, procurando vaciar bien los pulmones y el abdomen. Repite este ejercicio hasta que  veas que empiezas a bostezar sin querer y te entra el sueño. Entonces, deja de controlar tu respiración y permanece quieto, en actitud de meditación,sin olvidar tu postura, que debe ser erguida, el cuello erguido,en linea con la espalda, el mentón ligeramente inclinado hacia el pecho con las manos juntas entrecruzadas, a la altura del pubis. ¡Relájate y permanece sereno! En vez de pensar o divagar, trata de dirigir tu atención al centro de tus manos y siente la energía que fluye desde ellas hacia el pubis y hacia el ombligo y permanece así, nada más, el tiempo que veas tu mente está a gusto, sin divagar o pensar.

Ahora haremos otro ejercicio, se llama pranayama egipcio, es un ejercicio de respiración que ayuda a transmutar el fuego del deseo, el deseo sexual, a serenarlo y sublimarlo.

Sentados , en la misma postura anterior, con la espalada erguida…

En proceso de edición, por favor disculpa la molestia y vuelve mañana, habré terminado, gracias.Es tarde y necesito descansar

Ejercicio 1: yoga energético.

a)Póngase de pie, firme y ábranse los brazos en cruz, totalmente horizontales, con las palmas de las manos abiertas.La cabeza debe estar ligeramente inclinada, hacia el suelo, el cuello relajado.

b) Comiéncese a girar con los brazos extendidos en cruz, en sentido de las agujas del reloj, de izquierda a derecha hasta dar un total de 21 vueltas, con los ojos ligeramente cerrados. Gírese los más rápido posible, pero si se nota malestar, hágase despacio, o disminuya el número de vueltas, hasta solo 11. Con el tiempo, nos iremos acostumbrando y podremos girar muy rápido y hacer muchas vueltas, cuántas más mejor. Al parar, permanecer con los brazos en cruz unos instantes, antes de bajarlos y volver a la posición de firmes.

Nota: Si tiene tendencia a la agresividad o al estrés no realice más de 11 vueltas.

No nos pararemos, de momento a dar muchas explicaciones acerca de los beneficios de cada ejercicio, pero hay que saber, que girar rápido, de izquierda a derecha, estimula y relaja el corazón, , hace fluir la sangre hacia las extremidades de las manos y estimula y hace girar los chacras y vórtices del cuerpo en sentido correcto. Actualmente, debido a nuestra baja vitalidad, los chacras están apagados y lo que es peor, su sentido de giro está invertido.Este ejercicio, hecho todos los días, estimula los chacras a girar en sentido correcto y desbloquea el corazón.

c) Acuéstese en el suelo, en una alfombra o alfombrilla, con los brazos abiertos, las palmas de las manos hacia arriba, las piernas ligeramente separadas y los pies caídos hacia los lados. Relájese y respire despacio y acompasadamente, sienta el latido del corazón y tranquilícese. Permanezca así unos instantes, no se preocupe por el tiempo.

d)Junte las piernas y elévelas hasta ponerlas en ángulo totalmente recto con respecto al tronco. Llévese las manos hacia la cabeza y elévese ésta ligeramente, mirando en dirección de las puntas de los pies. Permanezca en esta postura hasta que sienta una contracción o tirantez en la zona abdominal, pero procure aguantar unos instantes, cuanto más tiempo mejor. Si es necesario, ayúdese de una pared para aguantar las piernas y evitar que se desplacen hacia adelante en un ángulo mayor a 90 grados. Las piernas pueden estar ligeramente flexionadas, pero debe evitarse que se despalcen y se rompa el ángulo de 90 grados. Acto seguido bascule las piernas , acercando las rodillas hacia la cara y vuelva las piernas de nuevo a la posición elevada de 90 grados, a la vez que baja la cabeza y la reposa en el suelo. De inmediato, elévese de nuevo la cabeza, mirando a los pies y vuelva a acercar las rodillas hacia la cara. Repítase este ejercicio, de contínuo, hata hacer un total de 25 abdominales de este tipo.

Relájese, apoyando las piernas y la cabeza en el suelo y estirando los brazos, con las palmas juntas, como formando una lanza con el cuerpo y los brazos totalmente estirados. Así estirado,contraiga fuertemente el abdomen, metiendo la barriga para adentro, intentando presionar los órganos internos, todo el tiempo que le sea posible, habiendo hechado el aire fuera de los pulmones,le será más fácil contraer el vientre con fuerza y hacer más presión.

Haga una inspiración profunda y retenga el aire un segundo antes de soltar y luego suelte el aire alargando la espiración todo lo posible.(Hágalo tres veces)

Luego,permaneciendo en el suelo, ponga los brazos en cruz y acérquelos al cuerpo, con las palmas de las manos hacia arriba y permanezca así unos instantes, relajado, respirando tranquilamente. Vuelva a elevar las piernas en ángulo recto, la cabeza inclinada, mirando hacia los pies, manteniendo la tensión de la elevación de la cabeza y de las piernas, hasta que aparezca de nuevo la sensación de contracción en el vientre, en el abdomen y vuelva a hacer 25 abdominales, descanse, bajando otra vez las piernas y la cabeza, estirando los brazos como antes,por encima de la cabeza, y de nuevo, así estirado,contraiga otra vez fuertemente el abdomen, metiendo la barriga para adentro, intentando presionar los órganos internos, todo el tiempo que le sea posible, habiendo hechado el aire fuera de los pulmones,le será más fácil contraer el vientre con fuerza y hacer más presión.

Luego haga unas inspiraciones profundas, retenga el aire unos instantes y suéltelo(tres veces) Baje los brazos otra vez pegados casi al cuerpo, con las palmas hacia arriba, relájese unos instantes y vuelva a elevar las piernas y la cabeza hasta sentir de nuevo tensión en el abdomen, para hacer de nuevo 25 abdominales más.

Estírese de nuevo y relájese y vuelva a contraer el abdomen, con fuerza, apretando los órganos internos. Respire profundamente, reteniendo el aire un instante y sueltelo. vuelva a inspira, retenga y sueltelo. Así unas cuantas veces para subir y fijar la energía en el cerebro.

e) Incorpórese despacio, apoyándose lateralmente en el brazo y el codo derechos, quédese sentado en el suelo, con las piernas estiradas, ligeramente flexionadas y los pies caídos hacia los lados, con los brazos apoyados sobre las palmas de las manos, hacia atrás, con las muñecas pegadas en el lateral de nuestras nalgas, la espalda bien recta y el cuello ligeramente inclinado y relajado, mirando nuestra cara en dirección hacia los pies. Los brazos totalmente estirados y en tensión, con las muñecas y las manos también en tensión, las cuáles soportan todo el peso del tronco, que se echa ligeramente hacia atrás. El pecho ligeramente hacia adelante y los omóplatos ligeramente juntos.

Debemos de permanecer unos instantes, cerca de unos dos o tres minutos, para provocar estiramiento en los ligamentos,tendones y músculos de las muñecas y de los brazos. Si la tensión se hace molesta, inclínese ligeramente el tronco hacia adelante para quitarle peso a las muñecas, sin despegar las manos del suelo y vuélvase después otra vez hacia atrás para añadirles peso de nuevo.

Acto seguido, sin despegar las manos del suelo, fexionénse las piernas juntas hasta que las plantas de los pies queden apoyados en el suelo y las rodillas miren hacia el techo. Luego, despéguese lentamente las nalgas del suelo y elévese el abdomen hasta formar una mesa, totalmente horizontal, provocando una gran tensión y estiramiento en los brazos y en las muñecas, así como en las palmas y en los dedos de las manos.

La cabeza se echa hacia atrás de manera que esté en línea horizontal con el abdomen, mirando de esta manera, inevitablemente, hacia el techo.

Aguéntese todo el tiempo posible esta postura, procurando no disminuir la tensión del estiramiento, cosa que sucede si bajamos las nalgas hacia el suelo con la intención de sentarnos. Se deben estirar los brazos todo lo que se pueda y el pecho debe sobresalir por encima de los hombros, que en este caso también estarán en tensión.

La postura, las primeras veces nos resultará un poco sacrificada debido al fuerte estiramiento y la tensión que se produce en los ligamentos, articulaciones y músculos de los brazos, las muñecas y las manos. Es muy importante hacer la postura muy despacio, ir levantando despacio hasta lograr ponernos horizontales y hacer una mesa perfecta. Es también muy importante no deshacer bruscamente la postura, sentándose bruscamente para liberar el peso de los brazos.La postura debe deshacerse lentamente, bajando muy despacio las nalgas hacia el suelo, hasta que éstas se apoyan en el suelo y entonces y solo entonces, siempre muy despacio, con las piernas de nuevo flexionadas y sentados, despegamos lentamente y cuidadosamente las manos del suelo y las llevamos lentamente hacia adelante y las apoyamos en el regazo, para que los tendones, ligamentos, músculos y articulacones se retraigan de nuevo despacio, después de haber estado en tensión y haber sido obligados a estirarse. Acto seguido, hacemos un movimiento de giro con las muñecas y abrimos y cerramos los dedos y las manos, para recuperar la movilidad y el control. Sacudimos la manos y los brazos para acelerar este proceso, respiramos profunda y pausadamente para que la sangre, que ahora llega a esos lugares con fuerza, se llene de oxígeno y revitalice todas nuestras células, extremidades y órganos.

Incorpórese y póngase de pie y haga sus actividades, procurando cultivar la tranquilidad en todo lo que hace, evitando alterarse o estresarse. Evite en lo posible, conducir deprisa, andar deprisa, hablar deprisa, escuchar deprisa, comer deprisa, respirar deprisa, moverse deprisa, leer deprisa, escribir deprisa, trabajar deprisa, pensar deprisa, sentir deprisa, vivir deprisa…sea más humano, tenga sentido común, no somos máquinas ni autómatas, por mucho que nos empeñemos en serlo no lo somos.

El cuerpo humano tiene unos límites y unas necesidades.No debemos pasar por alto esas necesidades ni superar esos límites de resistencia si no queremos enfermar física, mental o emocionalmente.

Ejercicio 2: Desbloqueo cervical

Este ejercicio debe hacerse preferiblemente antes de acostarse, pues induce al sueño.Su finalidad es desbloquear las tensiones cervicales, las tensiones acumuladas en el corazón y en el cerebro.Este ejercicio nos ayudará a eliminar la ansiedad y el nerviosismo, y nos deja en un estado mental, físico y emocional sereno, tranquilo y de interiorización, necesarios para poder acometer la correcta práctica de la meditación, o bien para irnos a dormir, como ángeles, como niños.

Si bien el anterior ejercicio de caminar así como los ejecicios anteriores están destinados a elevar la energía general del cuerpo y del cerebro, éste, que ahora veremos, va encaminado a desbloquear los nudos cervicales y las tensiones nerviosas para que la energía fluya correctamente hacia el cerebro y hacia el corazón.

El anterior ayuda también a desbloquear de tensiones y liberar la energía reprimida o bloqueada por causa de la ira y el deseo. La ira y el deseo causan grandes nudos y atascos de la energía en los brazos y los puños, así como el vientre. De ahí la razón de los ejercicios anteriores.

Pero ahora debemos de desbloquear la vertebras cervicales y el cuello y la cara. Estas tensiones impiden que la energía fluya entre el cerebro y el corazón. Es necesario que la energía del corazón tranquilo fluya al cerebro y la energía de la mente tranquila fluya al corazón. De esta manera se relajan las emociones y nos sentimos en paz y experimentamos dicha, alegría y felicidad, como los Budas y los Ángeles del cielo, pero lo más importante y sin ir más lejos, como simples seres humanos.

Se dice que la naturaleza de nuestra mente humana es Búdica, es decir,la naturaleza verdadera de la mente es la paz y la quietud. En el Budismo Vajrayana de la línea del Mahamudra, se dice que nuestra mente ya está iluminada y que solo es cuestión de llevar a la mente a su estado natural de paz y tranquilidad para experimentar esa iluminación.

Nadie puede, por tanto ni podrá jamás alcanzar un estado de iluminación si no sabe relajar su cuerpo, para que su cerebro se relaje y su mente y las emociones estén en paz. Para relajar el cuerpo tenemos que aprender a desbloquear y deshacer las tensiones acumuladas en todas sus partes, pero muy especialmente las acumuladas en nuestro corazón, en nuestro abdomen y en el cerebro y las cervicales.

Es imposible meditar y llegar a un estado profundo o elevado de interiorización del espíritu si hay tensiones, conscientes o inconscientes, en nuestro cuerpo, producidas, a su vez, por las emociones y los malos pensamientos. Muchas personas intentan relajar la mente sin relajar el cuerpo, esto es algo imposible, una pérdida lamentable de tiempo que lo único que hace es generar ansiedad y dolor de cabeza o acentuar problemas de tipo psicológico y, que hace, que muchas personas acaben desistiendo en la práctica de la meditación.

El maestro Jesús se refirió al cuerpo cuando dijo :”Derribad este templo y yo lo reconstruiré en tres días”. Al parecer, esto fué una especie de profecía acerca de lo que hizo después de morir, con su cuerpo casi que destrozado, en la crucificción, al cabo de tres días.

Nadie puede resucitar de entre los muertos(alcanzar la iluminación, que es lo mismo), si no regenera su cuerpo, si no lo recompone, si no lo reconstruye, piedra a piedra, pedazo a pedazo, célula a célula, desde los pies hasta la cabeza y para esto, es necesario, entre otras cosas, dejar todos los hábitos y tendencias que lastiman o dañan nuestro cuerpo de alguna manera, como es nuestra manera de alimentarnos y los malos hábitos en general, o la vida sedentaria de nuestro tiempo.

Desbloqueo cervical(Ejercicio primero)

1º  Hágase un lavado de sus fosas nasales, con agua templada, con un poco de sal disuelta. Suénese y procure que ambas fosas nasales estén despejadas, de tal manera que al respirar, el aire fluya por las dos, sin dificultad.

2º Siéntese en una silla, con la espalda erguida, las piernas relajadas, apoyadas en el suelo o encima de algo elevado y mullido, como un cojín, por ejemplo. Si las piernas no apoyan en algo ligeramente elevado, sino directamente en el suelo, cruce los pies y deje que  permanezcan relajadas, ligeramente abiertas.

Las palmas de las  manos apoyadas en las piernas, metidas en las ingles, con las puntas de los dedos  enfrenados, los codos hacia fuera, mirando a cada lado del cuerpo, el pecho echado hacia fuera y los omóplatos ligeramente cerrados haciendo ligera presión sobre las columna. Procure que todo esto no implique estar tenso, sino, por el contrario, relajado. Que su único esfuerzo sea procurar mantener la espalda erguida, pero sin estar en tensión. Si es necesario apoye la espalda ligeramente sobre el respaldo de la silla, pero solo ligeramente. Procure que sea usted quién mantiene la postura y no la silla. Los hombros relajados, los brazos relajados, las manos, el cuello, especialmente las cervicales, la cabeza, el cerebro, la cara, que adopta un semblante más bien sereno, no tenso.

3º En esta actitud del cuerpo, haga unas inspiraciones y expiraciones profundas, sin retener el aire y sin forzarse. Procure notar como entra el aire de manera suave y fluida por la nariz y como sale, de la misma manera. Haga esto durante unos instantes, hasta nueve veces y hágase consciente de los latidos de su corazón. Mantenga el ejercicio, si es necesario, hasta que note que el latido de su corazón se ralentiza, se calma.

Ahora, repita el mismo ejercicio, pero esta vez tomando y soltando el aire lentamente, por la boca, con los labios ligeramente abiertos, como si fuera a silbar.
Note como el aire, al entrar, enfría los labios y la punta de la lengua, así como los dientes. Procure soltar todo el aire, si que quede ni una sola gota dentro de sus pulmones, pero sin moverse ni forzarse. Lo único que se debe mover son sus pulmones, que se hinchan y expanden cuando cogen aire, para luego encogerse y retraerse al soltarlo. Cuando crea que ha soltado todo el aire, haga un pequeño esfuerzo, apriete ligeramente el abdomen y suelte algo más de aire. Sienta como sus dientes, su lengua y sus labios se calientan ligeramente al salir el aire.

Repita este ejercicio nueve veces y sentirá como si su cerebro se duerme, se anestesia, hasta es posible que pierda la noción de su propio cuerpo. Sino es así, procure al menos relajarse, prestando especial atención a las posibles tensiones de su cuello y sus cervicales.

Ahora, algo más relajado, física, mental y emocionalmente procedemos a realizar el siguiente ejercicio, procurando moverse en absoluto, nada, lo menos posible, salvo que, por algún motivo, no se encuentre cómodo.

4º El siguiente ejercicio no es recomendable hacerlo si hay inflamación en el cuello o en las cervicales. Caso de que hubiese inflamación, póngase algo frío y luego algo caliente en la zona inflamada y dese a sí mismo un suave masaje en la zona afectada, con algún tipo de aceite o crema de romero y lavanda, habiendo secado la zona en cuestión.

Hecho esto, proceda de la siguiente manera:

Deje caer la cabeza hacia delante, de manera que el mentón se apoye en el pecho, reposando, cómodo, pero procure que sea solo el cuello el que se dobla y no la espalda. Luego, mueva el cuello lentamente, haciendo círculos, hacia un lado, tres veces y hacia el otro, otras tres, hasta completar nueve giros hacia un lado y nueve en sentido contrario. Haga el ejercicio muy despacio para no marearse y no caerse de la silla. El inicio de cada giro se hace en la posición en donde el mentón se apoya en el pecho. Desde esta posición se inicia el giro, arrastrando el mentón por el pecho, pasando cerca del hombro y luego, echando la cabeza totalmente hacia atrás. En ese momento cerramos ligeramente los omóplatos y presionamos la columna para que se meta hacia adentro junto a las cervicales. Entonces, continuamos el giro, bajando despacio, y pasando lo más cerca posible con el mentón, casi rozando el hombro opuesto, arrastramos el mentón por el pecho, hasta volver a la posición inicial, en donde el mentón queda de nuevo apoyado, pero sin parar, repetimos la secuencia o movimiento completo hasta 3 veces hacia un lado. Abra los ojos y descanse unos instantes, con la cabeza levantada y respire lentamente, tres veces por la nariz y expulse por la boca y luego al revés, inspire tres veces por la boca y suelte tres veces por la nariz. Luego, respire normal y compruebe si se siente mareado y necesita parar un instante para reponerse, o por el contrario, puede proseguir.

Si es así, vuelva a bajar la cabeza hasta apoyar el mentón en el pecho y repita el ejercicio anterior, girando en sentido contrario, también tres veces y al final, vuelva a levantar la cabeza y vuelva a respirar de la manera indicada.

Si se siente mareado, haga el ejercicio solo tres veces de cada lado, hágalo despacio y si es necesario interrúmpalo el tiempo que precise.

Al principio, es normal que nos mareemos un poco, dado que estamos desbloqueando las tensiones cervicales. Al hacer esto, afluye mucha más sangre a nuestro cerebro y mucho más oxígeno, incrementándose aún más con las respiraciones profundas.

Es posible que experimentemos la sensación desagradable de estar como borrachos, e incluso que surja un ligero dolor de cabeza. Si esto sucede, recuéstese un poco en un sofá, o en la cama, hasta reponerse y si siente indispuesto, no continúe la siguiente fase.
También es normal que durante el ejercicio cruja algún que otro tendón o alguna que otra vértebra, pero no deberá asustarse por eso, es algo totalmente normal y no entraña riesgo alguno, si el ejercicio se hace con delicadeza.

Bien, hemos finalizado la primera fase o calentamiento de la técnica del desbloqueo cervical.

Ahora, pasaremos a la segunda fase, aún más potente que la anterior y delicada, no sin antes, darnos otro pequeño auto masaje en la zona cervical y en el cuello, eso que a veces hacemos sin darnos cuenta, cuando llevamos mucho tiempo sentados estudiando o trabajando en la oficina.

Desbloqueo cervical: (Segundo ejercicio)

Procediendo como en el primer ejercicio, nos sentamos cómodamente en una silla, con la espalda recta y el cuello erguido, pero relajados, con las manos apoyadas en las piernas, exactamente igual que en el ejercicio anterior, mirando de frente.

1º) Acto seguido, gire la cabeza lentamente hacia el lado izquierdo, procurando que el hombro derecho no se mueva y que no tienda a irse hacia delante, con el giro del cuello.

Gire el cuello todo lo posible, despacio, hasta que la cara y el mentón apunten totalmente en dirección y se ponga en línea con el hombro izquierdo. Hágalo despacio, de tal manera que si ve que le parece muy forzado e imposible llegar a girar tanto el cuello, no se lastime, pero aún así, inténtelo, sin retroceder hacia el lado derecho y mantenga el cuello en esa posición hasta que los tendones y músculos del mismo empiecen a relajarse y ceder y de esa manera, conseguirá forzar un poco más hasta lograr posicionar totalmente en línea el mentón con el hombro. Es totalmente normal que cruja alguna tendón o alguna vértebra, no debe asustarse, pues no existe riesgo alguno de lastimarse si la torsión se hace despacio y no de manera brusca. El giro debe hacerse con los ojos totalmente abiertos. A medida que realiza el giro del cuello, sentirá como se estiran los tendones que recorren el cuello, desde el hombro y que pasan por el cuello, hasta unirse al cráneo. Este estiramiento de los ligamentos del cuello deshace tensiones profundas que liberan arterias y músculos que van a parar al cerebelo y, también deshacen las tensiones y bloqueos acumulados en las cervicales, liberando nervios obstruidos y arterias aprisionadas que se encargan de llevar la sangre y el oxigeno a todo el cerebro.

Mantenga todo lo posible, pues, esta posición del cuello, totalmente girado, e intente mirar por encima del hombro, hacia atrás, para desbloquear los ligamentos que van a parar a los ojos. Mantenga la postura aproximadamente un  minuto, sin forzar la respiración, olvídese de la respiración, deje que se produzca de manera espontánea, no la fuerce.

Después, retorne a cámara lenta, la cabeza, girando muy despacio hacia la derecha, con los ojos cerrados, pero muy lentamente, hasta que la cara vuelva a mirar al frente, sin mover los hombros y empiece a respirar profundamente y a soltar despacio el  aire por la nariz. Haga unas cuantas respiraciones y expiraciones profundas, pero relajadas, llénese de oxigeno, para que llegue al cerebro con la sangre, que ahora fluirá con fuerza hacia la cabeza; sentirá también como se relaja el corazón, de manera automática y late sereno. Sienta esa sensación, aprovéchela y respire profundamente, procurando mantenerse relajado y evitando que las tensiones inconcientes contraigan de nuevo la musculatura del cuello así como las cervicales; relájese, alargue ese estado de paz y serenidad y respire hondamente.

2º) A continuación, cuando lo desee continúe el ejercicio, dejando que la cabeza se incline despacio hacia delante, hasta que la barbilla se apoye en el pecho y, entonces, lleve las manos detrás de la cabeza, por encima del cuello, con los dedos entrelazados y deje que el peso de los brazos estire las cervicales, aprovechando la curvatura natural que se forma en ellas, cuando se inclina la cabeza. No haga fuerza con los brazos, no tire hacia abajo de la cabeza, deje que el peso de los brazos y las manos estiren suavemente las cervicales y claven la barbilla todavía más en el pecho.

Deje que las manos se deslicen, resbalando por el pelo hacia abajo y hacia delante, hasta que caigan por delante y se apoyen en el regazo. Mantenga la barbilla todavía, unos instantes más apoyada en el pecho y siéntale confort y relax que se produce al haber estirado suavemente las cervicales. ¡Relaje los hombros y los brazos y respire con naturalidad, como si se hubiese quedado dormido en esa posición, como a veces sucede cuando estamos viendo la tele o cuando estamos sentados y estamos cansados, con sueño, debido al estrés, pero no se quede dormido.

3º ) ¡Levante lentamente la cabeza, enderezca la espalda y el cuello, como si estuviera firme y con las manos puestas cara arriba, apoyada una encima de la otra, en el regazo o en las piernas, intente serenarse y descansar la mente, respirando suavemente, en actitud de meditación. Los hombros deben de estar relajados, echados ligeramente hacia atrás, pero no caídos, en actitud de abandono y la espalda recta, junto con el cuello, la cabeza ligeramente inclinada, solo ligeramente, con el mentón apuntando ligeramente hacia abajo, hacia el ombligo, no hacia delante ni hacia arriba. Inspire y espire y sienta como entra y como sale el aire y acaricia la zona del bigote, cuando entra y cuando sale. Concéntrese de manera que sienta el aire en esa zona al entrar y al salir y manténgase quieto y relajado, inmóvil, pero cómodo, todo el tiempo que le resulte posible, pero erguido, de manera consciente y totalmente voluntaria, pero sin forzarse; relajado, cómodo, quieto, inmóvil.

4º) Después de unos instantes o del tiempo que desee, repita el ejercicio desde el punto 1 hasta este último punto, el punto 3 de la meditación, pero empezando a girar la cabeza hacia el lado derecho y retornando, al igual que antes, a cámara lenta, todo, exactamente igual que antes, desde el punto 1 al punto 3

Pranayama Egipcio

5º) Haga una respiración o Pranayama Egipcio, alternado la inspiración y la expiración entre ambas fosas nasales, de la siguiente manera: … (más adelante se enseñará esta manera de respirar)

Digitopresión

6º)  Tenga a mano un bolígrafo tipo Vic, con tapa, ligeramente puntiaguda, pero redondeada.

Extienda la mano izquierda, con los dedos estirados y juntos, la palma hacia arriba y trace una línea que parte desde el medio del dedo meñique y anular, hasta que corte con la primera línea horizontal de la mano, la línea del corazón. En ese punto debe usted apoyar con fuerza la punta del Boli, con la tapa puesta, presionando y girando el Boli sobre el punto, como si estuviera sacando punta a un lápiz con un afila lápiz. Presione ligeramente, con ese movimiento de giro, como si estuviera perforando la mano, pero suavemente, hasta que sienta un ligero picor, sin llegar a lastimarse, presione y mantenga la presión dejando de girar, durante unos instantes y respire profundamente, aguante el aire unos instantes, un par de segundos, y, luego suéltelo despacio, aguante sin respirar dos segundos o tres y vuelva a inspirar, retenga de nuevo y suelte otra vez despacio…así, unas cuantas veces, manteniendo la presión del bolígrafo en el punto anteriormente señalado.

Notará como el corazón se relaja profundamente, los latidos se vuelven uniformes y experimenta una sensación muy agradable de paz y tranquilidad.

Auto Reiki

Mantenga la presión sobre el punto durante tres minutos o cinco y luego deje de presionar y aproveche esa sensación, disfrute de ella, vallase a la cama, acuéstese, estire sus piernas, ponga la mano derecha sobre su pecho y la izquierda sobre el estómago e intente conciliar el sueño, procurando estar lo más cómodo y confortable posible, sin ruidos en la habitación, sin malos olores, corrientes de aire, frío o calor excesivo, sin luz( o con una luz muy tenue  que no se note cuando tenga los ojos cerrados). Relaje las piernas, los brazos, todo su cuerpo y quédese dormido en este precioso y delicado estado. Sus sueños serán agradables y los recordará y se levantará de buen humor, repuesto, descansado y lleno de vigor. Hasta es posible que experimente de manera consciente, el momento en que la mente se separa del cuerpo y vea su cuerpo acostado en la cama y usted se dé cuenta de que flota y se mueve con total autonomía, piensa y actúa con total independencia del cuerpo, que descansa. Es lo que llamamos “salir conscientemente en cuerpo astral”, es, lo que llamamos muerte.

La muerte es exactamente lo mismo que esa experiencia vivida de manera consciente, cuando pasamos al estado onírico y creemos que soñamos, cuando en realidad, lo que sucede es que la mente sigue su curso, su actividad, con total independencia del cuerpo que descansa. La muerte es solo un sueño, que dura 49 dias.

En el budismo, al proceso de la muerte que dura 49 días y 49 noches, se le llama bardo de la muerte del cuerpo, estado transitorio a una nueva vida, a un nuevo cuerpo.

Cuando una persona muere, muere su cuerpo caduco y desgastado, pero su mente sigue viva y seguirá viva por los siglos de los siglos, renaciendo en diferentes cuerpos y en diferentes reinos de manifestación.

La vida y la muerte están unidas tal como lo están el día y la noche. Esto podemos comprobarlo con la experiencia consciente del paso del cerebro en estado de vigilia a su estado de sueño. Es el cerebro quién se queda dormido, pero la mente sigue haciendo lo mismo que hace durante el día, sigue pensando, ideando, maquinando, moviéndose, pero sin su vehículo físico. Es como un conductor que aparca su coche que se ha quedado sin gasolina, sin combustible, necesita repostar y entonces, para un momento en una gasolinera, aparca y le reponen el combustible y mientras tanto, aprovecha para bajar del coche y estirar las piernas. Él no es el coche, el coche es solo un vehículo que  usa para moverse por la carretera, nada más y, tarde o temprano ese vehículo y el conductor también debe detenerse, pararse y descansar, estirarse. El sueño repara el cuerpo y libera a la mente para que estire un poco las piernas y se mueva en su mundo, el plano mental. Ahí no existen limitaciones de velocidad, ni curvas, ni obstáculos de ninguna clase, el plano de la mente está exento de todo obstáculo, no está sujeta a leyes físicas, ni a la gravedad, ni al espacio, ni a la aceleración, ni al tiempo.

Hasta aquí hemos completado la segunda fase del desbloqueo cervical, pero todavía queda una fase más, que abordaremos más adelante. De momento es todo. Ahora toca practicar lo que hemos enseñado, vivenciarlo, corroborarlo, constatarlo, verificarlo.

Por mucho que leamos estas cosas, no quedarán realmente en nuestra memoria o en nuestro corazón para siempre, sin duda de ningún tipo, si no tenemos la experiencia, la vivencia.

La sabiduría, adquirida de manera solamente intelectual no es verdadera sabiduría, es intelectualismo, erudición, pero no sabiduría. El hambre intelectual nos vuelve voraces de conocimiento, pero jamás nos quedaremos verdaderamente y plenamente satisfechos y tranquilos y seguros de aquello que creemos saber, siempre quedará la duda de si realmente es cierto eso que hemos leído o escuchado.

Desbloqueo cervical: (Tercer ejercicio)(En preparación)

Ejercicio 3: Desbloqueo de los meridianos y articulaciones de las manos y brazos(En preparación)

En A Coruña, a 7 de Diciembre de 2008

Los ritmos biológicos de nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo tiene un reloj o ciclo biológico, regulado principalmente por la serotonina:

La serotonina, hormona segregada por la glándula hipófisis, en consonancia con el hipotálamo, empieza a aumentar al atardecer, a medida que desaparece la intensidad solar,  favoreciendo la producción de melatonina; se mantiene elevada durante la noche y decrece al amanecer, dando lugar al cese de producción de melatonina, pues ya no se necesita para seguir durmiendo y al contrario, al amanecer estimula la producción de la dopamina y la noradrenalina, que son sustancias estimulantes que necesitamos para despertar y estar activos durante el día.

Por otro lado, existe otro ritmo o ciclo que rige el metabolismo de los alimentos y de esto se encarga una hormona segregada por el páncreas, la insulina.

La insulina tiene cuatro picos o máximos durante el día:

Uno a las 6 de la mañana y otro a las 12 del mediodía.

Y los otros dos, uno a las 6 de la tarde y el otro a las 9 de la noche.

(Debemos tomar como referencia la hora solar local del mediodía, y ,con respecto a esa hora, se calculan el resto de los picos: 6 horas antes del mediodía el primero, 6 horas después el tercero y 3 horas después el cuarto. Así, de esta manera, las horas de los picos no varían, aunque halla variaciones de horarios en el verano y en el invierno, o si cambiamos de lugar. Debemos calcular la hora del mediodía para el lugar en que nos encontramos. Por ejemplo, si el día 22 de marzo, el sol sale en mi pueblo a las 7:30 de la mañana y se pone a las 19: 30 de la tarde, tenemos que hallar la media para saber a que hora el sol estará en el mediodía, osea, en lo más alto del cielo, al sur, exactamente. Como en este caso, el sol dura 12 horas, la mitad, que son 6, sumadas a la hora de salida del sol, será la hora del mediodía local. Si sumamos 6horas a la hora de salida del sol, que en este caso son las 07:30 de la mañana, entonces, el mediodía local, ¡no el mediodía de madrid ni de barcelona!, será a las 13:30 horas. Por tanto, el primer pico de la insulina será seis horas antes, el tercero seis horas después y el cuarto, 9 horas después.) Nuestros ritmos biológicos varían de acuerdo a la hora de salida y puesta del sol del lugar en que nos encontramos. Por este motivo, cuando viajamos a un lugar distante, en que la hora de salida y puesta del sol han cambiado sustancialmente, se producen desarreglos o cambios en nuestros ciclos, durante unos días, hasta que nos habituamos al nuevo ritmo solar. Es el conocido jetlat de las personas que viajan frecuentemente en avión.

Tanto el ciclo biológico referente al sueño, regulado por la serotonina y el ciclo metabólico regulado por la insulina pueden romperse con extrema facilidad creando desarreglos, bien a nivel general en el sistema nervioso, producción de hormonas y neurotransmisores o bien a nivel metabólico de los alimentos y de la producción de hormonas y aminoácidos.

El ciclo metabólico puede romperse fundamentalmente, con la toma de alimentos a cualquier hora, sin llevar un horario o ritmo adecuado al ritmo de los picos que tiene la insulina, o con la ingesta abusiva de algunos alimentos o con una mala combinación de alimentos, toma de intoxicantes, trabajando a turnos o no dormir de noche…

El ritmo de la serotonina puede romperse, si no se respeta el ciclo metabólico, pero además, si no llevamos un ritmo de actividad marcado por la salida y la puesta del sol, pues este, es el que marca el ritmo de actividad y descanso de la naturaleza y de todos los seres vivos.

Debemos, pues, de adecuar los alimentos y las horas de las comidas, así como nuestra actividad a nuestros ritmos biológicos, de forma que estos no se vean interferidos.

Así mismo debemos de hacer cuando tomamos medicamentos y remedios y tener en cuenta las posibles interacciones entre ellos o las posibles asociaciones de medicamentos y alimentos.

Otro aspecto que quiero recalcar es el de las personas enfermas o afectadas de depresión y otras enfermedades de tipo nervioso o psicológico, que como bien sabéis, están estrechamente relacionadas con la disfunción o ruptura de nuestro ciclo biológico de la serotonina.

La mayoría de las personas que tienen depresión tienen, a su vez problemas de insomnio, problemas de apatía, desgana, debilidad, problemas de humor y problemas de disminución del deseo sexual, de la lívido y se desesperan buscando remedios para esta disfunción, buscando sustancias y remedios milagrosos, generalmente afrodisíacos, excitantes, drogas relajantes, excitantes…

Se gastan auténticas fortunas buscando remedios y soluciones para remediar sus males y no se dan cuenta que estas disfunciones no son mas que una consecuencia de las muchas del desorden que sufre su ritmo biológico y por tanto, estas sustancias solo pueden corregir puntualmente los síntomas, pero no curar la enfermedad, que es crónica, en tanto y en cuanto no se restablezca el normal funcionamiento de los ciclos biológicos de nuestro organismo, a nivel nervioso y a nivel metabólico.

Restablecer estos ciclos y hacer que vuelvan a funcionar adecuadamente, es un trabajo que requiere, inevitablemente actuar sobre las causas, que son y han sido, nuestros hábitos y tendencias negativos o erróneos del presente y del pasado( incluso de muchas vidas atrás, que han hecho que el problema se convierta en genético) y mientras esto no se corrija, no vamos a solucionar nada, ni con remedios mágicos, ni creyendo en Dios o en el Demonio, ni siguiendo reglas morales, sean  del tipo que sean, o provengan del credo o secta que sea.

No queda más remedio, nos guste o no, que acometer un proceso de regeneración física, mental, emocional, que implica, inevitablemente el esfuerzo de deshacerse de tendencias, hábitos y costumbres erróneos, que vienen de generaciones y que incluso, hoy, todavía, la ciencia sigue sin discutirlos ni querer corregirlos de manera efectiva, pues lamentablemente, imperan más los intereses de las multinacionales farmacéuticas y la industria alimentaria, que el sentido común y la sabiduría de nuestros ancestros y antepasados.

Para el que quiera seguir viviendo engañado y estafado por los señores de la ciencia o los aprovechados de turno, que saben sacar partido del sufrimiento y de la ignorancia humana, para ella, siempre que tengamos dinero, habrá miles o millares de remedios mágicos para subsanar sus males, o, más bien, para ir tirando… y burlar el karma que, por ignorancia, hemos formado sobre nosotros mismos y, que de no corregirse con el adecuado esfuerzo, en esta vida, continuarán en las siguientes, más acentuadas y agravadas, aún más, si cabe, sin lugar a dudas, pues los hábitos, deseos y tendencias erróneos seguirán en nuestras mentes y por ello, se volverán a cometer los mismos errores y con ellos a generar las mismas consecuencias indeseables para nosotros mismos en nuestra próxima existencia.

El que sufre y muere dormido, lleno de ignorancia y estupidez, renacerá en las mismas condiciones o aún peores, que las de esta vida azarosa, a la que, posiblemente, comiencen a ver como un infierno del que, para escapar, llega un momento en que ya no sirve el dinero, ni los privilegios o la clase social, sino, más bien, la humildad, la honestidad y la sabiduría.

 

Planning de comidas y suplementos.

-1º Por la mañana, al desayuno (De 6 a 8 de la mañana):

Tomar proteína por la mañana y algo de aceite crudo, de oliva, con tostadas. Proteína de guisante o soja diluida en agua o en  leche de soja. Aparte, tomar un poco de café ligero muy diluído, o malta, o una infusión de pimienta picante(en vez del café), avena, pan integral (pan de maíz o centeno)con un chorrito de aceite de oliva o margarina vegetal, huevos, frutos secos, almendras, nueces, cacahuetes, avellanas, pipas,  (No tomar azúcares por la mañana. Si se echa en falta el sabor dulce, usar miel o endulzar con la estevia(planta  de alto poder edulcorante), o fructosa. Evitar lácteos, embutidos, pancetas y grasa animal. Como suplementos, tomar: Tirosina, vitamina C, jalea real y polen (la puntita de una cuchara pequeña), lecitina(Una cuchara grande), Extracto de Ginko biloba.(1ml de cada antes del desayuno) y un poco de creatina. Tomar también una cuchara de semillas de lino o linaza, os irá bien para el intestino. Tome también vitaminas del tipo B, especialmente la vitamina B2, B6, B12

-2º A media mañana, en el trabajo (Sobre las 10:30 u 11:00)

Un bocadillo de fiambre de pavo o pollo, agua o bebida isotónica, o un zumito, sin azúcar, o bien un pincho y un café muy ligero o té, preferiblemente sin azúcar. Si se desea el sabor dulce, utilícese sacarina o un poco de fructosa o miel. Bébase bastante agua, al menos un litro durante la mañana, pero agua del tiempo o templada, nunca fría.

-3º Comida del mediodía (De 12:00 a 14:00):

 Legumbres y verduras, ensaladas, carnes rojas (para quién las consuma), o proteína de soja (caso de no tomar carnes), patatas, espaguetis, tomate, zanahorias, zumo de limón. No tomar grasa o aceite en exceso, mejor cocinar a la plancha, al vapor o al horno. Infusión de anís.Descansar un poco después de comer y  si es necesario, echaros una pequeña siesta, si hace calor y además, darse una pequeña ducha antes de ir al trabajo. Como suplementos, Lecitina(Una cuchara), Extracto de  ginko biloba, (1 ml de cada, antes de comer) y una cuhara de semillas de lino.

-4º A la merienda  (De 5 a 6 de la tarde)

Fruta, galletas integrales, colacao o chocolate negro, té rojo o verde, fructosa, avena, pan integral, mermelada, algún dulce, helado, keike, zumos, agua, bebida isotónica (Es hora de tomar mucho líquido, especialmente si hace calor y si váis a hacer deporte). Como suplementos, tomar Zin(Un  cuarto de pastilla),  vitamina E(Un cuarto de pastilla). Esta sería la mejor hora para salir a hacer deporte, caminar, correr, andar en bici,  ir al gimnasio, pero no más tarde de las 6.  

No obstante, si no se hizo la comida del mediodía, porque hemos llegado tarde del trabajo, por ejemplo,se puede trasladar los alimentos de ésta a estas horas (de 5 a 6),  pero eliminando  los dulces de la merienda y prescindiento del ginko biloba y la damiana.

Es bueno ducharse a esta hora, después del ejercicio, o nadar un poco en la playa , o pasear un poco, para que el cuerpo se valla relajando.

-5º Cena (No mas tardar de la 9 de la noche)

Magnesio, Triptófano, vitamina B6 , lecitina, verduras, purés vegetales, guisantes y arroz. Puede tomarse algún filete de pescado, pollo, pavo, moluscos y marisco (Poca sal, nada de dulce, ni grasas, ni huevos, ni carbohidratos). Si no se toman carnes, puede tomarse algo de proteína de guisante, preferiblemente a la de soja o a la de suero de leche. Otra alternativa es la proteína de la clara de huevo.

Si la cena es más tarde de las nueve, tomar  verdura, o puré de verdura, arroz integral. No se debe ingerir demasiado líquido antes de acostarse, ni tampoco con las comidas.

Si después de cenar, nos sentimos todavía muy activos, es una hora estupenda para caminar un poquito o practicar la relajación o la meditación o leer un cuento, con luz tenue, escuchar música suave relajante, darse un masaje, aprovechar para hablar sosegadamente, o tomar contacto físico con la pareja. Por el contrario, si estamos muy cansados y con sueño, acostarse lo antes posible, sin demora alguna,  y no peder el tiempo viendo la tele, ni leyendo; irse a la cama, directos.

No se aconseja la toma de melatonina, como suplemento para propiciar el sueño, si existen problemas de tipo psicológicos. Si el insomnio es de tipo ocasional   tomar 0,5 miligramos tres horas antes antes de acostarse. Luego, una hora más tarde puede tomarse 0,5 miligramos otra vez y lo mismo medeia hora antes de acostarse, con una infusión de lúpulo, anís y melisa y valeriana(no toméis la planta llamada passiflora). Una vez tomada la melatonina, se debe apagar la luz y estar lo más posible a oscuras. Son suficientes 2mg como máximo. Dosis mayores pueden dar lugar a estados de mal humor y estados de mucho deseo sexual y en vez de ayudarnos a dormir, actuaría como un excitante.

Si existen problemas para dormir y estamos tomando ansiolíticos y/o hipnóticos por prescripción médica, no se debe tomar melatonina. Si se toman ansiolíticos e hipnóticos, tomar el ansiolítico a la hora de cenar o a media tarde( o por la mañana, si así lo manda vuestro médico) y el hipnótico al acostarse y una vez acostados, apagar la luz.  La luz interfiere, retrasa y puede anular la producción de melatonina en nuestro cerebro, lo mismo sucede con el ruido, los malos olores o el aire sucio o viciado del lugar en donde vamos a dormir.

Por eso, se debe tener una luz lo más tenue y cálida posible, cuando llega la noche (después de ponerse el sol) y evitar cambios bruscos de luz, centelleos, como sucede cuando vemos la televisión, o cuando encendemos y apagamos la luz al entrar en una habitación o cuarto; como también debemos tener ventilada nuestra habitación y evitar ruidos.

La producción de melatonina se ve interferida también si se toman dulces, grasas y carbohidratos, pero especialmente los dulces, las frutas o los alimentos azucarados o sustancias excitantes.

Tampoco se deben tomar lácteos ni alimentos ácidos o muy picantes al acostarse, como yogures, vinagres, naranjas o limones, cebollas o ajos crudos o alimentos que puedan fermentar en el estómago pues provocan gases y acidez, como las legumbres (en especial los garbanzos y las habas), las frutas, ya sean maduras o verdes, o alimentos crudos en general y de difícil digestión.

Es curioso que todas estas recomendaciones , observaciones y puntualizaciones acerca de los procesos de la  melatonina y su interferencia con la luz y los alimentos, deben ser tenidos también en cuenta, para las personas que se dedican a la meditación o la práctica del tantra sexual. No se debe meditar con el estómago muy lleno, ni con demasiada luz, ni ruidos.

La meditación induce al cerebro a generar serotonina y melatonina, en especial si se realiza  por la tarde-noche, no más tardar de las 9 de la noche y esto, regula los posibles excesos de dopamina y noradrenalina, típicos de las personas hiperactivas. Por eso, meditar y practicar relajación al atardecer son muy apropiados para dormir mejor, así como, los deportes de mucha actividad, rapidez o esfuerzo, no son aconsejables si se tienen problemas de insomnio, si se practican cerca de la noche. No obstante sí es bueno dar un pequeño paseo, de media hora, pero sin correr, despacio, procurando respirar el aire fresco.

Los esfuerzos físicos e intelectuales se realizan mejor por las mañanas, o a media tarde, (desde 9 de la mañana, hasta las 5 o 6 de la tarde, en el invierno),debido, precisamente al estímulo de la dopamina, que nos ayuda a estar más despiertos, más activos, más atentos, acusando menos cansancio o estrés. En el verano, las horas de sol es mayor, pero aunque los intervalos de la insulina se mantienen, con respecto al pico que se produce siempre al mediodia, en verano, sin embargo,  sucede, que el ritmo o ciclo de la dopamina, cambia ligeramente en las horas en las que el sol está muy alto,se produce un descenso, entre las 11:30 am y las 3 de la tarde, en las que se acusa también un descenso del rendimiento físico e intelectual. A esas horas, incluso entra ligeramente el sueño y también el hambre, es como si el sol nos está diciendo: ahora hace mucho calor, tus niveles hormonales de adrenalina y testosterona están muy altos, vete a casa, refúgiate, come algo y descansa, y luego, prosigue tu jornada, pues el día es muy largo y aún tienes tiempo. Por eso, la actividad del verano es o debiera ser diferente, de 8 de la mañana a 11:30 y de 3 de la tarde a 7 u 8 mas tardar. Esto mismo podemos observarlo en la naturaleza, a esas horas( de 11:30 a 3 de la tarde), la actividad en la naturaleza parece deterse, no se ven pájaros volando ni animales merodeando, hasta el aire parece detenerse y hasta el mar se calma. Lo mismo sucede a partir de las 8 de la tarde, cuando el sol empieza a estar cerca del horizonte.

La naturaleza es sabia, pero nosotros nos empeñamos en ser estúpidos e ignorantes. ¡Observa la naturaleza y ella te enseñará como has de proceder y te dará todo lo que necesitas si obras en concordancia y en armonía con sus ciclos y tus propios ciclos internos, pues ellos ya están marcados, lo mismo que la luna y el giro de la tierra marcan el ascenso y descenso de las mareas!.

Hay, pues, actividades que se prestan mejor por las mañanas que por las tardes. Trabajar y estudiar es una de ellas. El caer de las tardes se prestan mejor para actividades que no requieran  un gran esfuerzo físico, rapidez, o excesiva concentración. Todos sabemos, que con sueño, no es posible estar atentos ni concentrados y apenas es posible retener o memorizar. El metabolismo y nuestro sistema nervioso se ralentiza al atardecer, invitándonos a relajarnos y a abandonar, poco a poco, toda actividad, ya sea física o intelectual. Lo contrario sucede al salir el sol, a  medida que este asciende.

Sin embargo, muchas personas, debido al ritmo frenético y antinatural, en total disonancia al ritmo natural biológico, toma cafés y excitantes al mediodía,o al caer la tarde, o por la noche para mantenerse más despiertos y más activos durante más tiempo, ya sea por causa del trabajo o para estudiar hasta las tantas de la noche, o para aguantar despiertos toda la noche, cuando salimos de fiesta ( luego duermen por la mañana). A esto ayuda el alumbrado artificial, que contribuye también a romper el ciclo de la melatonina. Antes, cuando solo había velas, nos acostábamos temprano y nuestro ritmo iba en consonancia con el sol.

Es más fácil relajarse por la tarde o por la noche, que por las mañanas, así también lo es la práctica de la meditación y la interiorización.

Nada más despertar, tampoco es el momento adecuado para realizar esfuerzos físicos o intelectuales, pues todavía estamos medio dormidos(pero es un buen momento para meditar) y, el proceso o ciclo de la dopamina y noradrenalina se inician lentamente. Estos se estimulan con la primera comida del día, el desayuno, y cuando empieza a clarear la mañana. Por eso, si no desayunamos bien, adecuadamente, o si es de noche todavía cuando nos levantamos, no podremos rendir ni física ni intelectualmente durante toda la mañana, nos sentiremos cansados. Por eso es tan importante desayunar bien, tomar alimentos glúcidos lentos, que eleven lentamente la glucosa dentro de nuestro organismo, para que se mantenga durante más tiempo y no acusemos hipoglucemia a lo largo de la mañana y nos sintamos cansados y sin energía, en medio del trabajo, por ejemplo.  Además, las proteínas y las grasas y los carbohidratos, tomados por las mañanas, al  levantarse, ayudan o estimulan la síntesis de la dopamina y y la noradrenalina,  con lo cuál, el cuerpo y el sistema nervioso saldrán antes de ese estado de pereza y sueño, típicos del despertar, sobre todo, y especialmente, cuando no hemos dormido bien durante la noche, o si nos hemos acostado muy tarde y hemos dormido pocas horas.

Aún y desayunando bien, tenemos que saber que una vez hemos ingerido un alimento, dependiendo de la cantidad, o de si es grasa, o azúcar, proteína o carbohidratos lentos…la glucosa empieza a liberarse más o menos rápido, tiene un tiempo en que sube, mientras se digiere en el estómago y se asimila en la sangre, hasta que ya es totalmente digerido y, entonces, empieza la bajada de glucosa hasta los valores normales que teníamos antes de comer. El tiempo de subida y de bajada de la glucosa, desde que ingerimos un alimento es de unas dos horas, apróximadamente, pero varía dependiendo de la cantidad del alimento ingerido, y de si es líquido, graso, de si es azúcar, de si es una proteína o de si es un azúcar o carbohidrato de asimilación lenta, como es el caso de los cereales, el pan integral. Las grasas y las proteínas y los alimentos integrales, sin azúcares añadidos, son de evolución lenta en el proceso de la glucosa, nos mantienen sin sensación de hambre y con más energía durante más tiempo, mientras que los alimentos dulces en general, (la fruta incluida), o alimentos azucarados y los carbohidratos en general, nos sacian en el momento, porque la glucosa sube muy rápido, pero baja muy rápido. Al cabo de poco tiempo, especialmente, si estamos haciendo un esfiuerzo físico o intelectual intenso, ya estamos necesitando tomar o picotear algo, porque hemos consumido muy rápido la glucosa de ese tipo de alimentos, que suben muy rápido, liberan muy rápido su energía en las células, pero en poco tiempo.

Debemos de saber , que la cantidad de glucosa que demanda nuestro organismo, aumenta con el  esfuerzo físico e intelectual o en situaciones de estrés, de intensa preocupación, angustia…y, en esas situaciones, tendremos más necesidad de comer con más frecuencia, con el consiguiente riesgo de andar picoteando cualquier cosa, o tomando alimentos dulces o grasas. Esto es algo normal o comprensible,pero empeora nuestra salud.

Si la ingesta de calorías de los alimentos es mayor que el consumo de calorias que exige nuestro organismo, según su actividad, el exceso de calorías dará lugar a la acumulación de grasas y toxinas, aumento de peso, problemas de colesterol, mala circulación de la sangre, cansancio, pereza, pesadez, lentitud mental y física, problemas digestivos, gases, exceso de sebo corporal, exceso de sudor, olor corporal, caída del cabello, estreñimiento, bloqueo de algunas hormonas, como la testosterona, daños en los riñones, hígado y el páncreas, problemas en la síntesis del calcio, tan necesario para los dientes y para  los huesos…

En situaciones de esfuerzo físico e intelectual, o de estrés o problemas emocionales y preocupaciones, ansiedad…, puede darse la necesidad, como ya dijimos, de andar picoteando entre comidas o de sentir la necesidad de tomar azúcares, dulces y grasas, o tomar excitantes, como el café, en exceso, y crear dependencia hacia estas sustancias, que finalmente acaban provocando algún daño que otro en nuestro organismo, en algún órgano, especialmente en los riñones y alterando el buen funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

En esas situaciones, lo mejor es aumentar el número de comidas durante el día y tomar y acostumbrar a nuestro cuerpo a alimentos de asimilación lenta, con un bajo índice glucémico. Lo ideal, es, para mantener unos niveles de glucosa estables durante todo el día, hacer 5 comidas y no solo tres: Desayuno, tentenpié a media mañana, comida, merienda y cena y además, en unas horas que coincidan lo más cerca posible con los picos ,que como ya dijimos, tiene el ciclo de la insulina en nuestro organismo, que como dijimos, se producen a las 6 del amañana el primero, a las 12 del mediodía el segundo, a las 6 de la tarde el tercero y a las 9 de la noche el cuarto (Lo mejor es comer antes de que se produzan esos picos). De esta manera, la liberación de la glucosa de los alimentos ingeridos cerca de esas horas se asimila mejor en las células, pues, como sabemos, la insulina tiene, como misión fundamental, precisamente esto, la de estimular la asimilación de la glucosa por parte de las células. Sin insulina, las células no podría ingerir o digerir la glucosa y no se repondrían, no recuperarían la energía gastada y morirían extenuadas y nosotros con ellas, como es lógico. Por otro lado, toda la energía de los alimentos, al no ser quemados o utilizados por las células, se acumularían en nuestro cuerpo, en forma de grasas, haciéndonos aumentar de peso, pero, mal nutridos, pues nuestras células no han podido comer y reponerse.

Dado que  por la noche el cuerpo se supone que descansa y se repone con el sueño y dispone de ciertas reservas de energías de los alimentos que hemos tomado durante el día, y que, por tanto, no es necesario comer durante esas horas,la producción de insulina cesa durante la noche. Si no fuera así, ésta interferiría con el proceso de la melatonina y nos despertaríamos en medio de la noche, posiblemente con hambre. Es por este motivo, que por la noche debe cenarse temprano, en cantidad suficiente para no sentir hambre al irse a la cama, pero tampoco en exceso o cenar muy tarde, ni tomar alimentos pesados de dificil digestión, porque al cesar la producción de insulina por la noche, sucede que la glucosa de los almentos ingeridos en la cena, no se consumen  y lo que sucede, es, que se acumula en forma de grasas.

Por dicho motivo, es importante comer cerca de las horas en que se producen los picos, de esta manera, aunque nos pasemos comiendo, o nos pasemos un poco con las calorías,si lo hacemos a esas horas será más difícil acumular grasa y aumentar de peso. Además, la digestión y asimilación será más rápida  y el intestino y el el estómago , se gregarán menos jugos gástricos para la digestión, menos ácidos, menos combustión y menos gases, se necesitará además, menos afluencia de sangre hacia el estómago, por lo cuál, no se acusará ese bajón típico que provoca sueño después de comer, por descenso de irrigación cerebral y falta de oxígeno.

Si comemos lejos de las horas en que se producen esos picos de insulina,  en las horas valle, experimentaremos pesadez y ralentización en nuestro cerebro y en la digestión y el riesgo de acumular grasas y engordar será doblemente mayor.

Comer en exceso por la noche o comer muy tarde, es la mejor manera de ganar  peso, aún más si tomamos azúcares, grasas o carbohidratos, ricos en calorías.

Es preferible, pues, cenar verduras, tomar alguna proteína baja en grasa, como el pescado o el pavo o pechuga de pollo, o sustituir estos por una proteína vegetal de soja o guisante con un poco de arroz integral cocido. En todo caso, nada de fritos a esas horas. A la plancha, al horno cocido y nada de dulces.

Las células que más acusan una mala asimilación de glucosa o  ausencia o escasez de ésta en nuestro cuerpo, son las células del cerebro, pues si bien, el sistema muscular puede tomar energía directamente de las proteínas y las grasas acumuladas en el cuerpo, las células del cerebro precisan de la glucosa directamente.

Si no comemos bien, con orden, a unas horas determinadas, especialmente en la primera comida del día, el desayuno, nuestro rendimiento físico será pobre, pero el rendimiento intelectual y el estado mental serán todavía más pobres y, ésto debemos tenerlo en cuenta, muy especialmente si somos víctimas de un estado de agotamiento físico o nervioso, o de un estado de baja vitalidad, desgana, cansancio, pereza, apatía, depresión, etc, o si estamos en períodos de exámenes, dedicando mucho tiempo al estudio.

En épocas de examenes, para mejorar el rendimiento de nuestro cerebro y evitar los bloqueos durante los exámenes, es bueno aumentar el consumo de carbohidratos, vitamina B6 y vitamina B2, lecitina y además, una hora antes del examen, tomar pastillas de glucosa, de venta en farmacias y tiendas de nutrición deportiva.

Una vez más, no nos cansaremos de insistir o recalcar la importancia de una buena alimentación para todo, para rendir diariamente física e intelectualmente, para tener un buen estado mental, físico y emocional, los cuales son, a su vez, fundamentales para sentirnos felices, “íntegramente felices”, anímica, mental, emocional, saludablemente felices.

Sin el bienestar y la salud del cuerpo y de la mente, no es posible obtener la felicidad, por mucho dinero o posesiones o riquezas o satisfacciones materiales que estén a nuestro alcance, no será posible tener una buna disposición o predisposición para hacer o cumplir con nuestras responsabilidades, tareas, obligaciones y mucho menos, estar de buen humor, será más fácil estresarse y tener un caracter agrio, arisco, nervioso, odioso, estar apáticos desganados, perezosos y deprimidos, seremos más reticentes a cualquier esfuerzo o tarea que requiera esfuerzo. Seremos más irritables, alterables, suceptibles, más vulnerables a la rápida actividad que nos exige el diario vivir y más propensos al cansancio, al estrés y a la depresión y el mal humor, seremos fríos emocionalmente y sexualmente.

Si rompemos o alteramos el ciclo metabólico de nuestro cuerpo, inevitablemente, se resentirá el ciclo o ritmo del sistema nervioso marcado por la serotonina, la melatonina y otras sustancias que intervienen en el correcto funcionamiento del sistema nervioso y la salud mental.

Más puntualizaciones acerca de la melatonina, afrodisíacos y los antidepresivos y otros suplementos:

La melatonina jamás debe tomarse por la mañana, ni por el día, pues interfiere con la dopamina y la noradrenalina que se generan por la mañana ni combinarse con antidepresivos.Tampoco se debe mezclar con hipnóticos y ansiolíticos.

Los antidepresivos no debe tomarse por la noche ni al atardecer ( por regla general, aquellos que están basados en la inhibición de la serotonina) , pues interferirían con el ciclo o proceso biológico de la melatonina.

Cuando existe depresión o problemas de tipo psicológico(especialmente conductas agresivas y estados de esquizofrenia) no es aconsejable la toma de sustancias que alteren la livido, como los afrodisíacos en general, ni la toma de hormonas ni excitantes que eleven los niveles de testosterona, pues, además de interferir con los tratamientos antidepresivos y psiquiátricos, pueden agravar o complicar los problemas, si se eleva la libido.

Estas personas deben evitar en lo posible la excitación de su libido, evitar la pornografía y las películas de contenido erótico, los anuncios de la televisión, pues todos ellos tienen mensajes eróticos subliminales que excitan la frágil mente de las personas enfermas de esquizofrenia, especialmente.

La mayoría de los problemas de tipo psicológico tiene mucho que ver con desarreglos en la producción de hormonas, como la serotonina, la melatonina, pero también, con las hormonas producidas por los órganos sexuales y las glándulas suprarrenales, que afectan directamente al deseo sexual y al estado de humor o anímico de la persona.

Es frecuente, que las personas afectadas de depresión,  tienen, además de complicaciones en el carácter, el comportamiento y la personalidad, problemas o alteraciones en su libido y esto les preocupa, especialmente a los hombres, especialmente si tienen pareja, pues se ve comprometido su orgullo masculino, su dignidad de macho y esto acarrea problemas de fustración y complejos, sensación de humillación, sensación de impotencia y debilidad ante su pareja. Es por este motivo que un hombre afectado de impotencia o eyaculación precoz se obsesione tanto con estos problemas e intente,  buscar remedio a esos trastornos, pero insisto, en que la toma de afrodisíacos suele agravar el problema y complicar el problema de fondo, que es la depresión y los problemas de conducta, ocasionados por desarreglos hormonales y/o  traumas afectivos y emocionales… Tomar sustancias o medicamentos que alteren la libido puede agravar los problemas psicológicos del individuo y hacer que una depresión o un síndrome bipolar acabe en esquizofrenia, en alucinaciones y estados de agresividad.

Por dicho motivo, los suplementos y hierbas como el regaliz, la zarzaparrilla, el zinc, la melatonina, la damiana, pero especialmente, “el regaliz, la zarzaparrilla y el zinc y la vitamina E y la melatonina”, en exceso, deben evitarse o eliminarse, o bien, tomarse solo dos dias a las semana y no todos los días, o bien tomar dosis muy pequeñas, minúsculas para que actuen como un ligero estimulante y no como un excitante y no lleguen a producir efectos contraproducentes o efectos indeseados para el individuo, ni interactuen con otros posibles tratamientos que se estén tomando.

Personalmente, considero y aconsejo, a los hombres obsesionados con los problemas de su libido, que tengan paciencia y que intenten resolver el problema prestando más atención y dando más importancia a ir a las causas, es decir, corregir los problemas en su origen, corrigiendo los desarreglos biológicos implicados, con una dieta adecuada, buenos hábitos, ejercicio, deporte y no obsesionarse, tener paciencia, e insistir en la resolución de los problemas en su origen. Restablecer el normal funcionamiento de sus glándulas endócrinas, por medios naturales y, a medida que mejoren, intentar conservar su semen, su vitalidad, pues en el semen se hallan hormonas, vitaminas y diversas sustancias que son fundamentales para el correcto del sistema nervioso.

Los componentes vitales del semen

Se sabe, por ejemplo, que el semen contiene una gran cantidad de fructosa,  lecitina, zinc, vitamina E, vitamina B12, magnesio, vitamina c,… y estas sustancias abundan en el cerebro y en la médula espinal. Si perdemos el semen, estamos robándole la energía vital a nuestro sistema nervioso, pero también, dado que también perdemos testosterona, estaremos perdiendo el valor vital que a los hombres nos hace hombres: la fuerza, la inteligencia, la capacidad  de sentirnos seguros y capaces…

La pérdida abusiva y frecuente del semen, nos degenera sexualmente, físicamente y mentalmente y nos hace perder longevidad y vitalidad, nos hace perder los caracteres sexuales masculinos y nos vuelve femeninos, se nos debilita la voz, perdemos masa muscular, perdemos fuerza, vitalidad, virilidad, inteligencia que tienen que ver con nuestros valores intrínsicamente masculinos, el valor, el carácter, las seguridad,la inteligencia, la capacidad de atención y concentración…

Los sacerdotes y maestros budistas saben muy bien que después de una eyaculación, no es posible meditar y mantener la atención o concentración de manera correcta, durante varios dias, hasta que se recuperan los valores normales de testosterona, lecitinas, fructosa ….que hemos perdido en la eyaculación.

Por eso existe un dicho Zen, que reza lo siguiente: “Si quieres alcanzar la iluminación y la longevidad, medita y conserva tu semen”

Hay una cosa que todavía los científicos médicos no se han parado a estudiar demasiado, y si lo han hecho, la verdad es que parece que no quieren divulgar este tema y corroborar o apoyar la eterna controversia acerca de si el sexo o la masturbación degeneran la mente e inducen o predisponen a enfermedades mentales, en especial, la depresión, por ejemplo, o el porqué de la importancia del semen para el cerebro y su influencia con la serotonina, la dopamina y la melatonina, hablando de manera científica.

La pérdida abusiva del semen, que tiene gran cantidad de fructosa y lecitina, hacen que éste intente recuperar su energía lo más rápidamente posible, de los alimentos o de las reservas de minerales y vitaminas que tenemos almacenados en nuestro cuerpo y de los niveles de glucosa o azúcar en la sangre, provocando aumentos de insulina para que las células nerviosas del cerebro y del sistema periférico, incluyendo la médula espinal, puedan absorver rápidamente la glucosa o fructosa perdida. Si no existen reservas suficientes en el cuerpo, se acusará un descenso de vitalidad más o menos porlongado, hasta que, con los alimentos y el sueño reparador de unos dias, podamos recuperar y aportar al cerebro todos los nutrientes y elementos vitales perdidos.

Por eso, después de cada eyaculación, debido a la pérdidad de abundante energía, se produce una elevación conjunta de la serotonina y de la melatonina, que inducen al sueño, para que el sujeto, que ha quedado extenuado, pueda recuperarse lo antes posible.

La recuperación será más rápida si comemos bien, durante el día y si dormimos bien, pero si la pérdida de semen es muy frecuente y abundante, entonces, no se recuperan los valores de lecitina, zinc, vitaminas, fructosa, hormonas…y el individuo, va produciendo una sobrecarga en las glándulas endócrinas, como es la hipósfisis, los riñones y las glándulas suprarenales y también en la tiroides. Se produce, entonces, desarreglos en el sistema endocrino, se deja de segregar seretonina, melatonina, dopamina, adrenalina…en en su adecuado equilibrio, se pierde, además, la capacidad de absorción de la glucosa por parte de las células, en especial las neuronales y se acusa un pérdida gradual de actividad y lucidez mental, porque las células no pueden tragar su alimento principal, la glucosa. El individuo va enfermendo poco a poco, destrozando su sistema nervioso y su sistema endócrino y su sistema metabólico, así como sus ritmos biológicos y, el resultado, la enfermedad física, o los problemas de tipo psicológicos, son solo cuestión de tiempo.

Muchos médicos no tienen en cuenta estas cosas, prescriben de manera arbitraria, la toma de tratamientos antidepresivos, ansiolíticos e hipnóticos, e incluso tratamientos para la impotencia, sin ningún orden y sin tener en cuenta las interacciones posibles entre ellos o con los ritmos biológicos de nuestro organismo, ni con los hábitos alimenticios del paciente, ni tienen en cuenta sus hábitos, que son los que están generando los problemas de salud, en realidad.

De esta manera, la adaptación de los pacientes a esos tratamientos para los nervios suele ser un calvario, andan con sueño y cansados, con la tensión baja, por las mañanas o durante todo el día, con sensación de debilidad, que intentan subsanar tomando cafés y azúcares, que luego les provoca hiperactividad durante la tarde y durante la noche, pues los excitantes, especialmente si se toman al atardecer, interfieren también con el proceso de la melatonina, ya no digamos los problemas de sobrepeso que acarrea la inactividad y el exceso de calorías debida a los azúcares.

Por otro lado, la toma continuada de ansiolíticos generan debilidad muscular, cansancio y astenia y, también, disminución de la líbido, los mismos síntomas que pueden llegar a producir el cansancio por estrés, para el cuál, curiosamente, se recetan los ansiolíticos. Pero claro, cuando un paciente no puede dormir,de ninguna manera, no queda más remedio que utilizar fármacos que puedan ayudarle a relajarse, pero debemos tener en cuenta, que es necesario ir siempre a las causas y solo utilizar las drogas como algo puntual, como una ayuda provisional, pero jamás como una solución o para quitarse al paciente de encima. Es necesario informar al paciente de cuáles son las causas de su problema y darle alternativas, que intenten corregir las causas y no solo corregir puntualmente los síntomas.

La ignorancia, la incopetencia, la negligencia, la falta de sensibilidad y la pasividad de algunos médicos y profesionales de la salud, son signos de una gran falta de compasión y comprensión de los problemas ajenos, así como falta de humanidad, son muestras de una gran falta de interés para informarse y actualizarse y buscar alternativas y dejar de tratar a los pacientes y enfermos, desesperados, como simples conejillos de indias y dejar de ser, los médicos, meros intermediarios o vendedores de fármacos.

Antidepresivos naturales y antidepresivos tricíclicos

Existen ciertos antidepresivos naturales como el aceite de hipérico y el litio que en determinados casos de depresión, dan muy buenos resultados. Aún y cuando yo nunca los he tomado, creo que es interesante probar con estos, antes de tomar los famosos antidepresivos del tipo Tricíclicos,  inhibidores de la serotonina, la dopamina y la  noradrenalina. Estos antidpresivos son una bomba combinada que intentan inhibir tres sustancias químicas, que tienen un biorritmo químico diferente cada una de ellas, una auténtica locura.

Existe un antidepresivo llamado deprax, que es además ligeramente ansiolítíco e hipnóptico y ayuda a dormir. Puede combinarse muy bien con algún ansiolítico suave o algunas hierbas relajantes(que no contenga passiflora), o con un vasito  de vino tinto, frío y se toma a la hora de acostarse. Este antidepresivo no es del tipo tricíclico.

Debéis de evitar el uso de los famosas bombas de  antidepresivos tricíclicos.

Un médico amigo mío, me corroboró lo que aquí os comento y dijo que este tipo de antidepresivos eran terribles y que son una auténtica bomba de relojería que impiden restablecer los biorritmos biológicos naturales. En todo caso, será vuestro médico el que debe prescribir estos tratamientos y si se empeña en prescribiros esos venenos tricíclicos, no los toméis, ir a otro médico.

Espero, con este artículo( un poco largo y escrito a carreras), haber contribuido o ayudado un poco, al conocimiento de las causas del sufrimiento humano y de la manera de disminuirlo o cesarlo.

Nota: Todos los suplementos mencionados podemos encontrarlos sin problemas, en tiendas de nutrición deportiva. Sin embargo, la proteína de guisante no es fácil de encontrar y es la más aconsejable, dado que el guisante contiene triptófano, una sustancia que estimula la producción natural de melatonina. La proteína de soja, suele proceder de soja modificada genéticamente. Además, estas proteínas suelen estar edulcoradas con edulcorantes como el aspartamo. Lo mejor es que contengan fructosa y no edulcorantes, en todo caso que sea sucralosa. También, es recomendable que estén combinadas con carbohidratos de asimilación lenta y no de asimilación rápida.

Otra proteína muy buena es la obtenida de la clara del huevo.

Nota:

Si tenéis problemas para encontrar estos productos, podéis escribirme y pedirlas por correo electrónico y os los enviaría contra reembolso u otro medio que prefiráis.

Existe una casa, la casa herbalife, que tiene estos productos. Aunque sean algo más caros, son productos de mejor calidad que los que podéis encontrar en las tiendas de nutrición deportiva y en los centros comerciales.

Los extractos y plantas os será más fácil encontrarlos en tiendas de dietética y herbolarios.

Podéis dejar vuestros comentarios en el espacio de esta página destinado para tal fin. Si deseáis contactar por correo, podéis hacerlo en el siguiente:

majovarifrayescoba@gmail.com

(Artículo en proceso constante de corrección y edición. Por favor, suscríbase y esté atento a las modificaciones y extensiones)

Este artículo es un complemento a este otro, titulado”La alimentación”

 

Próximo artículo relacionado: “La ansiedad y la depresión”

https://elportaldeltemplo.wordpress.com/2013/01/02/la-alimentacion/

Escrito en a Coruña, el 15 de marzo de 2009.

Actualizado el día 12 deabril de 20124Seoan Judith Nath

Anuncios

Acerca de Seoan Judith Nath

Seoan Judith es escritor y practicante de meditación. ¡Escríbenos y participa con nosotros! "elreikisana@gmail.com"
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Salir de la depresión (Actualizado)

  1. Pingback: La alimentación(Actualizado) « El Portal del Templo

  2. Pingback: Las Postraciones y prácticas preliminares « El Portal del Templo

  3. Pingback: La combinación de los alimentos « El Portal del Templo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s